• Fénykép CIRCULAR POR ESCOCIA. ETAPA 5: DORNIE - TARBERT
  • Fénykép CIRCULAR POR ESCOCIA. ETAPA 5: DORNIE - TARBERT
  • Fénykép CIRCULAR POR ESCOCIA. ETAPA 5: DORNIE - TARBERT
  • Fénykép CIRCULAR POR ESCOCIA. ETAPA 5: DORNIE - TARBERT
  • Fénykép CIRCULAR POR ESCOCIA. ETAPA 5: DORNIE - TARBERT
  • Fénykép CIRCULAR POR ESCOCIA. ETAPA 5: DORNIE - TARBERT

Idõ  12 óra 14 perc

Koordináták 4031

Uploaded 2015. november 20.

Recorded július 2015

-
-
285 m
-15 m
0
39
78
156,97 km

Megtekintve 513 alkalommal, letöltve 8 alkalommal

közel Dornie, Scotland (United Kingdom)

Otro día que amanece nublado y lloviznando. Desde la ventana de la habitación, disponemos de unas magnificas vistas del Loch Alsh, Dornie, y el maravilloso castillo de Eilean Donan Castle.

Poco antes de las 9:00h tomamos la A87, la misma carretera por la que circulamos ayer, en dirección oeste, bordeando en esta ocasión el Loch Alsh.
Pronto, a los 13km alcanzamos el Skye Bridge, el puente que nos transporta a la mítica isla de Skye.
La indómita belleza de la isla de Skye es conocida desde la época victoriana, cuando los primeros alpinistas europeos llegaron hasta aquí para explorar sus valles salvajes y sus montañas.
Unida a tierra firme por un larguísimo puente arqueado, el Skye Bridge, esta maravillosa isla encanta por la variedad de paisajes y por ser uno de los rincones de Escocia en los que se custodia y transmite la cultura y el idioma gaélicos.
Como un monstruo prehistórico la isla de Skye parece surgir del mar con su costa dentellada, sus promontorios inaccesibles y desolados y el atractivo arcaico de sus valles.
El extremo nororiental de la isla es el más visitado y el más interesante, en cambio la parte de los montes Cuillin, perdida y solitaria, está indicada a los amantes del excursionismo y del alpinismo.
Skye es la mayor de las islas Hébridas. De la turbulenta historia geologica de Skye ha surgido uno de los paisajes mas variados y espectaculares del pais. Desde la meseta volcanica del norte hasta los picos esculpidos por el hielo de los Cuillins, la isla esta dividida por numerosos lagos marinos, por lo que nunca se está a mas de 8km del mar. En el sur predominan las praderas calcareas, mientras que en las laderas utilizadas como pastos de reses y ovejas, yacen las ruinas esparcidas de las granjas abandonadas.
Nada más cruzar el Skye Bridge dejamos atras Kikeakyn, pequeña localidad donde se encuentran las ruinas del castillo Caistean Maol.
Vamos bordeando la Bahia de Broadford, en Inner Sound, que es un estrecho que separa la Isla de Skye con la peninsula britanica.
Vamos dejando atras pequeños nucleos de poblacion que no llegan a ser pueblos, casas desperdigadas y muchos hoteles rurales tipo b&b, todos con el cartel de completos. En esta isla casi todo el turismo esta relacionado con el senderismo y actividades relacionadas con la naturaleza, aunque tambien se dejan ver algunos autobuses de viajes organizados que hacen la visita a la Isla en el dia y no llegan a pernoctar en Skye.
Vamos bordeando el mar, que va formando pequeños entrantes en tierra transformandose en numerosos lagos salados o fiordos tierra adentro.
Pasamos el Loch Cairidh y el Loch Ainort y alcanzamos otra bonita cascada, la de Bruodaran. A partir de aqui el perfil de la carretera se convierte en un autentico rompepiernas, con algunas rampas bastante duras.
Continuamos por el Loch Sligachan, y retomamos la carretera A87, en dirección norte por un paisaje montañoso y completamente verde, aunque la niebla y la lluvia no nos deje ver en ocasiones mas allá de unos cuantos metros, y nos aproximamos a la ciudad de Portree.
A las 14:00h llegamos a Portree. Este pequeño pueblo puede considerarse uno de los puertos más pintorescos de Escocia con sus casitas coloreadas, enmarcado en los acantilados del lago Portree abierto al mar, con pesqueros amarrados frente a variopintos restaurantes y pub. Llevamos 67km recorridos.
Una vez que dejamos Portree entramos en la espectacular península de Trotternish, con una extensión de 32km ostenta los paisajes más sensacionales de la isla gracias a su costa de basalto volcánico, las vertiginosas paredes de los acantilados y de las rocas escarpadas, que tienen su máxima expresión en el Quiraing, una espectacular masa de rocas y pináculos que domina la Staffin Bay a la que se accede por una tortuosa carretera de un carril entre acantilados y puertos de montaña y culmina en el Old Man Of Storr, una inmensa columna de roca con forma de hoja de sauce, de 50m de altura.
El Old Man of Storr podemos verlo a cierta distancia, porque cuando pasamos junto a él la niebla nos impide apreciar la imponente columna de piedra.
Una vez que pasamos el Loch Fada y el Loch Broad, nos aproximamos a la costa con unos impresionantes acantilados hacia el mar.
Y llegamos a Kilt Rock, un impresionante salto de agua desde el Loch Mealt al acantilado que da al mar. Kily Rock está en realidad casi en el punto más al norte de la isla de Skye. Desde el mirador podemos ver el acantilado, el cual se engrandece por el salto de agua que cae hasta el mar. En este mirador las vistas panorámicas que tenemos son realmente bellas. Es un paisaje de naturaleza salvaje, en el que se nos mezclan las montañas verdosas y los lagos, que en realidad son lenguas del mar que interna entre múltiples pequeños islotes.
Tiene este nombre porque en la roca se comenta que se pueden ver todos los colores de las típicas faldas escocesas, los famosos Kilt.
El acantilado de Kilt Rock está compuesto por columnas de basalto totalmente verticales. En la zona del mirador, se produce un sonido dulce y al mismo tiempo inquietante. Al ser un lugar azotado por fuertes vientos, la valla del mirador se convierte en un instrumento involuntariamente y es ella la que produce ese sonido continuo y de un sólo tono. Los diferentes agujeros que tiene en sus tubos, le convierten en un órgano marino.
Llegamos a Kilt Rock a la misma vez que un autobús de japoneses, menos mal que lo mismo que llega la marabunta, en menos de cinco minutos se han marchado todos y podemos disfrutar de este magnífico enclave con relativa tranquilidad.
Después de este pequeño alto en el camino retomamos la estrecha carretera que nos sumerge en un espectáculo natural difícil de describir, que nos lleva al pequeño pueblo de Staffin. La bahía de Staffin está dominada por la dramática escarpadura basáltica de Quiraing, cuyos impresionantes acantilados y pináculos configuran uno de los paisajes más notables de la isla Skye.
El valle de Quiraing es grande, amplio, lleno de verde y con un paisaje que sigue mucho más allá de donde llega la vista. Quiraing es un desplazamiento de tierra que formó una elevación de 543 metros de altura, es aconsejable no sólo para aquellos que gustan de los paisajes, sino para senderistas, amantes de la naturaleza y fotógrafos. Quiraing está situado en el norte de la Isla de Skye, en la zona conocida como Trotternish.
Aquí nos espera un repecho de casi cinco kilómetros con una pendiente del 6%, con algunos tramos que llegan hasta el 15%, y que junto con la copiosa lluvia y el peso de las alforjas hacen que se agarre la bicicleta al asfalto y tengamos que echar el resto para coronar; en todo lo alto hay un grupo de españoles que al vernos nos animan, e incluso las ovejas que campan a su antojo por la carretera parecen decir ¡¡que narices teneis!!. En todo lo alto hay una camioneta-cafetería, y empapados como estamos nos hubiese apetecido un café calentito, pero no podemos entretenernos porque tenemos que llegar cuanto antes a Uig para coger el ferry que nos lleve a la isla de Lewis, solo nos faltaría perder el barco y no poder llegar al hotel que se encuentra en la otra isla. Ya solo nos quedan unos 9km cuesta abajo, pero tenemos que hacerlos muy despacio porque la lluvia ha arreciado y hay muchas ovejas sueltas en medio de la carretera.
A las 18:00 llegamos a Uig, un pueblo localizado junto a la Bahía de Uig, está situado sobre Terraza marina y se extiende alrededor de la bahía. La población es aproximadamente de 200 habitantes. Desde su protegido puerto parten los ferrys hacia la Isla de Lewis. Sacamos los billetes y bajo una fuerte lluvia esperamos a que nos den acceso al barco, con los pies y el resto del cuerpo ya muy cerca de la congelación.
A las 19:00h sale el ferry en dirección a Lewis, el trayecto de 45km lo hacemos en 35 minutos, y una vez que desembarcamos tenemos nuestro hotel a poco mas de 200 metros, el Hotel Harris. Una de las sensaciones más agradables que hemos tenido, fue al entrar en el hotel y sentir la calefacción a tope, helados y calados hasta los huesos como veníamos.

View more external

Hozzászólások

    You can or this trail