-
-
508 m
8 m
0
14
27
54,19 km

Megtekintve 1830 alkalommal, letöltve 22 alkalommal

közel Fort Pienc, Catalunya (España)

Datos Reales;

Distancia: 54.2 km
Tiempo en movimento: 4h 36m
Velocidad media en movimiento: 12km/h
Altitud positiva acumulada: 1424m
Altitud negativa acumulada: 1454m

Podríamos decir que esta ruta por Collserola tiene dos inicios dependiendo de nuestro acceso a Barcelona. Si nos movemos en transporte público podemos empezar ruta en el emblemático monumento de Arc de Triomf. En cambio si podemos y queremos adentrarnos en coche a Barcelona, lo más lógico es empezar en las faldas de Collserola, siguiendo la carretera justo después del inicio del teleférico que se dirige al Tibidabo. Veréis que he creado un waypoint llamado “Inicio de Montaña”. La ventaja de iniciar la ruta desde aquí es que nos evitaremos todo el trajín de semáforos y tráfico que tiene Barcelona, además tenemos un descampado habilitado como parking y es aquí donde empiezan los caminos de tierra. La desventaja, eliminaremos entre ida y venida 14 quilómetros de ruta y restaremos unos 250 metros de altitud positiva. Todo dependerá de nosotros.

Los 7 quilómetros urbanos que separan Arc de Triomf de la Montaña de Collserola se hacen bastante molestos por las veces que tenemos que parar en los semáforos. Sobre todo al principio, en el carril bici del Paseo San Juan. Una vez lleguemos a Gracia todo será subida y cada vez más intensa. Pasaremos por Vallcarca y cruzaremos la Ronda de Dalt dirigiéndonos por fin a la Avenida Tibidabo. Sin duda el mejor tramo urbano, apenas coches y una subida serpenteante y muy intensa.

Una vez dejemos de lado el tramite urbano nos adentramos por fin en caminos de tierra. Los primeros dos quilómetros y medio son de camino ancho sin ningún tipo de problema. Eso sí, de continua subida. Llegaremos a la carretera que se dirige al Tibidabo por detrás, ahora tan solo nos queda un quilómetro para llegar a la entrada del parque de atracciones, justo donde se encuentra el imponente “Temple Expiatori del Sagrat Cor”. Este es el punto más alto del track y merece mucho la pena pararse un instante y contemplar la preciosa panorámica de Barcelona, desde aquí se ve absolutamente todo, o casi.

Después de haber cogido algo de aliento, bajaremos un primer y corto trecho de carretera para por fin desviarnos y meternos de lleno en el primer descenso de tierra. Es un senderito de unos dos quilómetros algo empedrado y muy divertido, se puede ir bastante deprisa, justo lo que necesitábamos. El sendero nos devuelve a un camino ancho de tierra que haremos de subida para poco después adentrarnos en un sendero más estrechito de sube y baja. Aquí tendremos que ir un poco con ojo, sobre todo si el terreno esta húmedo, ya que hay mucha roca desnuda y numerosas raíces. Si nos despistamos será fácil perder tracción y tener una caída tonta. Hemos de tener especial atención a la última parte de bajada del sendero, ya que se vuelve un poco más técnica y resbaladiza. Mucho cuidado cuando nos encontremos unos escalones, se pueden bajar montados pero cruza la carretera justo al terminar, mejor no jugárnosla y bajarlos bici en mano.

Llegados a ese punto seguiremos la carretera unos metros para dirigirnos a la fuente de Vista Rica, buen punto para recargar los bidones si fuese necesario. A partir de aquí nos esperan unos muy divertidos quilómetros de intensa bajada. Alternaremos caminos anchos de tierra con senderos de piedra desnuda y raíces, no son muy técnicos, pero disfrutaremos un montón.

Más o menos a mitad de ruta de Montaña llegaremos a un lugar increíble de Sant Cugat del Vallés. Una explanada donde se alza el imponente “Pi de’n Xandri”; un pino de unos 23 metros de altura y de más de 200 años de vida. Todo un coloso. Es imposible pasar sin pararse a contemplar su majestuosidad. En este punto podemos aprovechar para llenar el depósito de energía, aun nos queda unos 15 quilómetros para el restaurante y los últimos serán de subida.

Una vez dejemos el pino centenario, cruzaremos campo a través para retomar nuevamente el camino. Nos toparemos con un pequeño pero intenso repechón de algo menos de un quilómetro para justo después desviarnos por un sendero de bajada hacia nuestra derecha. Esta zona, de algo menos de cinco quilómetros, es muy entretenida. Está compuesta por senderitos estrechos llenos de obstáculos, en su mayoría troncos caídos y cortados por los forestales. Hay que andar con cuidado, ya que algún leño se cruzará en nuestro camino y la mayoría no se pueden saltar subidos en la bici. También tendremos que tener en cuenta los que cuelgan a la altura de nuestras cabezas, hay un par que están realmente bajos y el cabezazo está garantizado si eres un poco alto. Los últimos metros de este sendero, si no recuerdo mal, se vuelven más complicados técnicamente. Sobre todo al final, justo antes de llegar a la “bòbila” abandonada, donde encontraremos surcos de piedra desnuda y resbaladiza.

De repente, desaparecerá la frondosa vegetación para llegar a una explanada donde quedan los restos fantasmagóricos adornados con grafitis de una antigua “bòbila”. La cruzaremos para llegar a una zona con merenderos conocida como Can Coll. Si queréis que la salida sea más económica este es el sitio ideal para comerse un bocadillo y aguantar hasta la hora de la comida en casa. Si no es el caso y queréis comer en un buen restaurante tendréis que esperar 10 quilómetros más todavía hasta Casa Juaco. En este supuesto, aconsejo ir picando por el camino, ya que si no la llegada al restaurante se puede hacer eterna.

Pasado Can Coll continuaremos bajando por caminos y senderos durante tres quilómetros para después llegar a un camino ancho con un corto pero intenso repechón atravesado por tendidos eléctricos que nos calentará las piernas. Habrá un momento que tendremos que coger impulso para subir una pequeña colina, o correremos el riesgo de quedarnos parados a mitad del ascenso y tener la típica caída tonta en parado. Seguidamente empezaremos a bajar, pero tan solo será un pequeño espejismo, lo que nos queda a partir de aquí hasta la comida es en su inmensa mayoría subida. Hay que decir que la subida es agradecida, técnicamente no es difícil y nos encontramos en casi todo momento rodeados de árboles. A lo largo de todo el track se te llega a olvidar que estás en plena Barcelona, es todo un lujo.

Después de unos estos cuatro quilómetros ascendiendo por caminos estrechos y algún que otro senderito llegaremos a un camino ancho y despejado donde volveremos a contemplar la preciosa panorámica de Barcelona, con su mar de fondo. El asador se encuentra a muy pocos quilómetros por este camino en subida. Por fin! Pero antes tendremos la opción de elegir entre dos pequeñas opciones; la primera es continuar recto por el mismo camino hasta el restaurante, la segunda es hacer el “Matamachos”, básicamente es un pequeño repechón que poco recuerda a lo que tengo entendido fue hace unos años. Ahora ha dejado de ser un sendero duro, estrecho y pedregoso para pasar a ser un repechón arreglado y bastante anchote, aun así, merece la penas subir por él. El regalo será llegar antes al ansiado restaurante El Asador Casa Juaco.

Después de 40 quilómetros desde Arc de Triomf llegamos a lo mejor de la jornada, la comida. El restaurante es bueno, no os quedareis con hambre. Eso sí, barato no es. Por persona y compartiendo primeros nos salió por unos 25 euros, que no es poco. Según lo que pidáis os puede salir bastante mejor de precio, aquí os dejo la web para que juzguéis vosotros mismos:

http://www.casajuaco.com/

Bien, no penséis que a partir de ahora todo será bajada, aun nos quedan 5 quilómetros de camino ancho en su mayoría para empezar el descenso. Eso sí, una vez empecemos a bajar, no cesaremos hasta el final del track. El camino de vuelta a Barcelona centro casi coincide a partir de la fuente que nos topamos en Vista Rica. Si dejasteis el coche justo en la falda de Collserola os quedan apenas 2 quilómetros de camino, si vinisteis en transporte público, deberéis descender por la tortuosa y ruidosa ciudad, de vuelta a la realidad.

Podríamos resumir el Track como un bello recorrido lleno de caminos y senderos en su inmensa mayoría poco técnicos (salvando dos o tres excepciones puntuales). La humedad del terreno, si es el caso, podrá darle un plus de dificultad. Lo mejor; los momentos en que te olvidas que estás en Barcelona (que son muchos), sus senderos preciosos y arbolados, y el coloso Pi d’en Xandri. Los quilómetros menos agradecidos son sin duda los momentos urbanos, aconsejo si se puede, empezar directamente desde la montaña.

Por último, agradecer a nuestro guía Manel por enseñarnos todos estos recovecos de Collserola, hacía mucho tiempo que le tenía ganas a esta particular montaña.
Este famoso monumento de Barcelona fue contruido como puerta de acceso al recinto de "La Exposición Universal" que se celebró en 1888. Es un buen sitio para hacerse la foto de inicio y/o final de la ruta.
Muy buen restarante. Eso si, barato no es. Nos salío por 25 Euros por cabeza, aunque reconozco que se podría comer por 15 comiendo bien.
Templo emblemático de Barcelona construido la primera década del siglo XX.
Si venís en coche directamente a Barcelona y preferís evitar la ruta urbana aconsejo empezar directamente desde aquí. Es un pequeño descampado de muy fácil acceso ideal para estacionar el coche y por supuesto gratis.
Pequeña subida pero intensa. Si queremos terminar de calentarnos las piernas justo antes de comer este es el momento. Si estáis algo fundidos siempre podéis coger el camino de la izquierda, va a parar al mismo sitio y es menos accidentado y suave.
Pino con mas de 200 años situado en el parque rural de Torre Negra (Sant Cugat del Vallès). La verdad es que ver 23 metros de pino impresiona. Digno de ver!

2 hozzászólás

  • Fénykép karonia

    karonia 2013.01.29.

    Caram noi!! com t'has lluït amb l'explicació!!! Bé bé segueix així!!
    Bona ruta!!

  • Fénykép -DANTE-

    -DANTE- 2013.01.30.

    Merci! Es que feia uns quants mesos que volia anar-hi a Collserola :D

You can or this trail