Idõ  4 óra 49 perc

Koordináták 4498

Uploaded 2013. június 5.

Recorded június 2013

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
226 m
-2 m
0
12
23
46,05 km

Megtekintve 14458 alkalommal, letöltve 581 alkalommal

közel Las Negras, Andalucía (España)

Este inicio de junio de 2.013 lo hemos pasado en bici por el Cabo de Gata.

En el Camping La Caleta nos han acogido estupendamente. Desde aquí lo recomendamos.

Han sido 2 días de bici de montaña inolvidables, ambos en el Cabo de Gata y con base de operaciones en la Cala del Cuervo:

- Sábado 1 de junio de 2.013.- Este día, saliendo desde la Cala del Cuervo, hemos visitado Las Negras, El Playazo, Las Norias de Rodalquilar, La Torre de Alumbres, Rodalquilar, El Mirador de La Amatista, La Isleta del Moro, Los Escullos, Las Presillas Bajas, La Caldera de Majada Redonda, Los Albaricoques, El Cortijo del Fraile y Las Minas de Rodalquilar.


La Isleta del Moro y el Cerro de Los Frailes (Las Tetillas)

- Domingo 2 de junio de 2.014.- Igualmente, hemos salido desde la Cala del Cuervo y pasando por Las Negras y cruzando Cerro Negro hemos llegado a la Cala de San Pedro, que es uno de esos sitios privilegiados en los que uno observa maravillado la grandiosidad de la naturaleza y su belleza.


La Cala de San Pedro

Aunque las rutas en bici las hemos disfrutado solo 5 amigos: Pacorps, Cele, José Luis, Miguezus y Javier, estos días en el Cabo de Gata, que han tenido muchas mas cosas, también los han disfrutada nuestras familias y amigos.

El Viernes 31 de mayo ya llegamos unos cuantos a la Cala del Cuervo y Cabo de Gata para disfrutar de su clima privilegiado, belleza paisajística y sus gentes entrañables. El entorno de la Cala del Cuervo es especialmente bonito y el Embarcadero de La Joya, como su propio nombre indica, una joya de la naturaleza.


La Cala del Cuervo


El Embarcadero natural de La Joya

Todas las fotos del viernes 31 de mayo de 2.013:

El Sábado 1 de junio, primer día de biciruta, iniciamos andadura a las 9,00 h los 5 biciamigos, en el restaurante del Camping La Caleta en el que después de tomar un ligero desayuno y comentar las futuras incidencias que nos esperan, cogemos la bici y empezamos a rodar, desde la Cala del Cuervo por el camino de Las Negras y pasando por esta bella localidad.


Las Negras, su playa, Cerro Negro y Punta Javana

Hace años Las Negras estaba habitado casi exclusivamente por pescadores, hoy en día el pequeño pueblo comparte esta actividad con el turismo. Su playa, rodeada por cerros a ambos lados, destaca el Cerro Negro, en la parte levante de la playa, que con sus acantilados de piedra oscura son un ejemplo clarísimo del origen volcánico de este parque. La playa presenta bolos y piedras de color negro, por lo que no es la ideal para bañistas que buscan exclusivamente arena fina, pero en compensación nos ofrece un mar cristalino lleno de peces. Parte de la playa se comparte con las pequeñas barcas de pescadores de gente del lugar, que durante el día están varadas para el atardecer volver a partir en busca de pesca.

Una vez dejada atrás Las Negras iniciamos camino hacia Rodalquilar previo paso por El Playazo.


El Playazo y Castillo de San Ramón

El playazo, una de las playas más bellas del Cabo de Gata se sitúa cerca de Rodalquilar. Con 400 metros de longitud y 30 de anchura es difícil no encontrar en este lugar el sitio ideal donde tender la toalla. La arena es fina y dorada, el agua es tranquila y la pendiente para sumergirse es progresiva, por lo que tiene unas condiciones para el baño excelentes. A un lado está rodeada por montañas y al otro la flanquea el Castillo de San Ramón, un antiguo bastión defensivo construido en el siglo XVIII, que forma parte de una batería de 4 cañones que defendían el litoral desde el Cerrico Romero hasta la Cala de San Pedro. Este castillo durante la guerra de independencia fue muy castigado. El castillo está construido sobre una preciosa duna fosilizada que tiene unas vistas excelentes del playazo y de los acantilados de La Molata.

Desde el playazo y en ascenso continuo pasando por las Norias de Rodalquilar y la Torre de Alumbres llegamos a Rodalquilar.


Poblado minero abandonado de Rodalquilar

Rodalquilar se encuentra ubicado en el corazón del Parque Natural de Cabo de Gata, en el centro de un valle que lleva su mismo nombre, rodeado por colinas que en primavera están teñidas de verde y en verano, mucho más secas, convierten al pueblo de Rodalquilar en un oasis de árboles, plantas y flores. Rodalquilar es ideal para relajarse y disfrutar de la tranquilidad y sosiego de sus calles, donde las construcciones antiguas y las más nuevas, de arquitectura moderna, se confunden en un único estilo arquitectónico de plantas bajas y paredes blancas. Rodalquilar fue un antiguo centro minero, en la antigüedad se extraía alumbre de sus montañas, ya en el siglo XIX y XX la explotación se concentró en sus minas de oro, hoy día las minas ya no son explotadas debido al alto coste de obtención del mineral. En la entrada del pueblo aún se conservan las antiguas casas de los mineros, hoy día abandonadas, sobre las cuales existe un futuro proyecto de rehabilitación.


El Valle del Rodalquilar

Las laderas y playas del Valle del Rodalquilar están llenas de historia, desde los fenicios que ocuparon estas tierras, pasando por árabes, piratas, buscadores de oro e incluso estrellas de cine. Hollywood se ha beneficiado de la belleza y de la luz de estas tierras para rodar películas que todos hemos visto como Indiana Jones y la última cruzada, La muerte tenía un precio y un largo etcétera, evocándonos lugares exóticos y lejanos.


La Torre de Los Alumbres (s. XVI)

La Torre de los Alumbres, una antigua torre defensiva construida en el siglo XVI, es la construcción más antigua del Parque Natural del Cabo de Gata, y que servía para proteger la mina del pueblo de los ataques de piratas. Durante la Edad Media en el pueblo de Rodalquilar se explotaban las minas de Alumbre un mineral que se utilizaba para la fijación de los colores en los tejidos y de alto valor económico en la antigüedad. Los piratas berberiscos aprovechaban el transporte del mineral hacia la playa para robarlo, por ese motivo se construyó la torre en el camino de la playa, para almacenar y proteger el mineral.

Pasado Rodalquilar y en ascenso continuo por la carretera Al-4200 llegamos al Mirador de La Amatista.


El Mirador de Amatista

El Mirador de La Amatista, construido en el lugar de un antiguo puesto de vigilancia de la Guardia Civil, es ideal para contemplar los acantilados, de parte de la sierra de Cabo de Gata, adentrándose en el mar, a vista de pájaro. Y contemplar como el mar se funde con un cielo más azul de lo que estamos acostumbrados. Se pueden observar varias pequeñas calas para el baño, el pueblo de la Isleta del Moro y, en la lejanía destaca el Pico de los Frailes la montaña más alta del parque, con 500 metros de altura.

Desde el Mirador de La Amatista descendemos por Los Escullos hasta llegar al cruce del camino de Las Presillas que tomamos para dirigirnos a través de la arenosa y técnica Rambla de Majada Redonda a Los Albaricoques.


Las Presillas Bajas

Las Presillas Bajas es un pequeñísimo pueblecito en un entorno espectacular. El paisaje nos ofrece todos los colores y matices típicos del Parque Natural de Cabo de Gata, con una gran riqueza geológica y botánica. Durante todo el año la riqueza vegetal, los colores, y los paseos desde el pequeño pueblo por la espectacular rambla que llega hasta la Majada Redonda, nos dejan la sensación de habitar en un auténtico oasis: palmeras, palmitos, higueras, adelfas, esparragueras, flores, tomillos y todas las aromáticas de la zona a los bordes de la arenosa rambla que conforman un camino espectacular. El monte está lleno de esparto, salvia, meloncillos...ojo con probarlos, no hay nada más amargo en el mundo. Las Presillas Bajas es un lugar totalmente tranquilo, rodeado de paisaje virgen, un destino para el descanso, lejos de las aglomeraciones hasta en pleno verano, sin carretera, sin bares, sin tiendas.


La Era del duelo final de "La muerte tenía un precio" en Los Albaricoques

El nombre de "Los Albaricoques", procede de uno de los primeros pobladores, apodado "el albaricoque". A lo largo de la década de los 60 sus habitantes trabajaron en las minas de oro de Rodalquilar y "al monte" con la recogida del esparto. Los Albaricoques ha sido escenario de numerosos "western" y de la famosa trilogía de Sergio Leone. Películas como La muerte tenia un precio o Por un puñado de dólares, con un entonces joven y desconocido Clint Eastwood, Lee Van Cleef... han convertido este pequeño pueblo en un plató natural. Aquí podemos encontrar el escenario de uno de los más famosos duelos de la historia del western: el protagonizado por Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Gian Maria Volonté en el final de la película de Sergio Leone "La muerte tenía un precio". Todavía podemos contemplar intacta la era donde se rodó la escena.

Desde Los Albaricoques nos dirigimos al Cortijo del Fraile.


El Cortijo del Fraile

El Cortijo del Fraile es uno de los edificios más interesantes del Parque Natural Cabo de Gata debido a la belleza de la edificación y a los trágicos hechos ocurridos en él. Este caserío es la representación por excelencia de un cortijo grande o señorial, frente a los cortijos pequeños y medianos que predominaban en el Parque Natural Cabo de Gata. Declarado como Bien de Interés Cultural es una edificación de una sola planta, con estancias construidas alrededor de un patio central, con capilla, cripta funeraria, hornos, cuadras, cochineras y un aljibe bastante bien conservado. Construido por los frailes dominicos en el siglo XVIII, pasó a manos privadas en 1836 como parte del proceso de desamortización, que expropió propiedades a las órdenes religiosas. Desde entonces la finca se utilizó para labores del campo, separando las viviendas de los propietarios y las de los empleados. Los propietarios abandonaron la finca en busca de tierras más rentables, dejando el cortijo en manos de un empleado con contrato de aparcería.

View more external

Strand

Cala del Cuervo

Waypoint

Caldera de Majada Redonda

Waypoint

Camping La Caleta

Waypoint

Camping Los Escullos

En la zona denominada los Escullos encontramos la duna fosilizada más grande del Parque Natural, otras muestras de este tipo de formación geológica los podemos observar en las playas de Genoveses y el Playazo de Rodalquilar. La formación de este fósil de arena oolítico es curiosa, se formó en la era cuaternaria hace más de 100 mil años cuando el mar Mediterráneo cubría toda la zona del Parque Natural, los oolitos son pequeñas partículas esféricas que se forman por agregación de carbonato de calcio en capas concéntricas alrededor de un núcleo formado por un grano de arena en los fondos marinos de mares cálidos a poca profundidad. Después el mar, debido a un cambio climático que hizo subir las temperaturas, retrocedió hasta sus actuales límites, dejando al descubierto la gran duna fosilizada. Luego la erosión del viento, la lluvia y el oleaje del mar han hecho el resto,esculpiendo estas caprichosas formas junto al mar. Construido en el siglo XVIII por orden de Carlos III, se levanta elCastillo de San Felipe, como parte de la batería defensiva diseminada por toda la costa, desde Garrucha (Almería) hasta Manílva (Málaga), con el objetivo de evitar ataques de piratas y de posibles enemigos. El castillo albergó cuatro cañones de defensa, el espacio antes ocupado por ellos, una especie de balcón redondo ofrece una de las mejores vistas del litoral del Parque. Pegado a la duna existe un complejo turístico con restaurante, bar y un camping. También hay una discoteca, Chaman Beach Club, donde algunas noches se puede disfrutar de música en directo o de la actuación de algún DJ. En verano se instala una Haima que ejerce las funciones de discoteca de veranoofreciendo música, bebidas y ocio nocturno. Las viviendas de la zona de Los Escullos no forman, por así decirlo un núcleo urbano homogéneo, sino que se encuentran dispersas por todo el llano antes de llegar al mar. Las poblaciones cercanas son San José por un lado y la Isleta del Moro por el otro.
Waypoint

Casas del Collado de Majada Redonda

Vár

Castillo de San Ramón

Ruins

Cortijo del Fraile

El cortijo del Fraile es uno de los edificios más interesantes del Parque Natural Cabo de Gata debido a la belleza de la edificación y a los trágicos hechos ocurridos en él. Este caserío es la representación por excelencia de un cortijo grande o señorial, frente a los cortijos pequeños y medianos que predominaban en el Parque Natural Cabo de Gata. Declarado como Bien de Interés Cultural es una edificación de una sola planta, con estancias construidas alrededor de un patio central, con capilla, cripta funeraria, hornos, cuadras, cochineras y un aljibe bastante bien conservado. Construido por los frailes dominicos en el siglo XVIII, pasó a manos privadas en 1836 como parte del proceso de desamortización, que expropió propiedades a las órdenes religiosas. Desde entonces la finca se utilizó para labores del campo, separando las viviendas de los propietarios y las de los empleados. Los propietarios abandonaron la finca en busca de tierras más rentables, dejando el cortijo en manos de un empleado con contrato de aparcería. Fue este aparcero quien en el año 1928 decidió casar a su hija Francisca Cañadas, conocida como Paca la Coja, dando lugar a un matrimonio acordado que acabaría en tragedia. Los hechos fueron conocidos como el Crimen de Níjar, y pronto Federico García Lorca inspirado por este suceso creó su obra “Bodas de Sangre”. Esta obra es el reflejo de sentimientos y pasiones fuertes, pero también deja ver las duras condiciones de vida de sus protagonistas, en un medio de poca abundancia y aislado de otros núcleos de población y localidades (desgraciadamente esto fue una constante para las personas que habitaron esta zona a lo largo de los siglos). La escritora almeriense Carmen de Burgos también se inspiró en estos sucesos para su novela “Puñal de Claveles”. El estado del cortijo como se aprecia en las fotografías es descuidado o ruinoso, a algunas personas esto podría resultarles carismático, existen movimientos fotográficos que persiguen el aura nostálgica que guardan los edificios y lugares abandonados . Los amantes de este movimiento podrán encontrar en este mismo enclave otros ejemplos en las minas de oro abandonadas o en las casas medio derruidas de los mineros de Rodalquilar. No obstante otras muchas consideran que debe ser rehabilitado cuanto antes para que no se pierda su valor arquitectónico y su singular historia. En todo caso recomendamos visitarlo y ver la hermosa postal que forma junto al paisaje, pudiéndose tomar una ruta de senderismo que parte de este lugar y hace un bonito recorrido por otras cortijadas. El cortijo y su entorno han sido utilizados como plató natural de cine en bastantes películas, siendo la más conocida “El Bueno, El Feo y El Malo” del director Sergio Leone. Al cortijo se llega por la carretera ALP-824 que va desde Rodalquilar hasta la población de Los Albaricoques. A mitad de camino entre los dos pueblos, a unos 2 kilómetros de Rodalquilar, encontramos un desvío a la derecha con indicaciones al Cortijo del Fraile.Una vez dejada la carretera entramos en una pista que es una larga recta con vegetación típica de la zona a ambos lados y que nos lleva directos al cortijo.
Waypoint

Cortijo/casa rural del Aire

Strand

El Playazo

Una de las playas más bellas del parque es esta playa situada cerca de Rodalquilar. Con 400 metros de longitud y 30 de anchura es difícil no encontrar en este lugar el sitio ideal donde tender la toalla. La arena es fina y dorada, el agua es tranquila y la pendiente para sumergirse es progresiva, por lo que tiene unas condiciones para el baño excelentes. En verano sí que es cierto que la facilidad de acceso y la bondad del baño en esta playa la masifican un poco. Para llegar debemos ir por la carretera Al-4200 y una vez pasado el pueblo de Rodalquilar tomar el desvío señalado hacia el Playazo. Su acceso mediante coche se realiza por una pista de tierra y dispone de sitio donde aparcar el vehículo muy cerca de la playa. Desde el pueblo de Rodalquilar hay 3,4 kilómetros, aquí tienes un mapa del camino. A un lado está rodeada por montañas y al otro la flanquea el Castillo de San Ramón, un antiguo bastión defensivo construido en el siglo XVIII, que forma parte de una batería de 4 cañones que defendían el litoral desde el Cerrico Romero hasta la Cala de San Pedro. Este castillo durante la guerra de independencia fue muy castigado. El castillo está construido sobre una preciosa duna fosilizada que tiene unas vistas excelentes del playazo y de los acantilados de La Molata. Entre la duna hay un pequeña cala muy bonita donde se puede tomar el baño más resguardados del viento que en El Playazo. En este lado de la playa empieza elsendero de la Molata. Un camino que corre paralelo hacia la parte derecha de la playa nos llevará a Cala Bergantín, el camino es muy malo para los coches por eso aconsejamos hacer los 1,4 kilómetros que separan la zona de aparcamiento con la cala andando. La cala Bergantín a pesar de estar muy abrigada del viento es muy mala para el baño porque está llena de bolos y piedras, sus aguas forman parte de una de las cuatro reservas integrales de la costa de Cabo de Gata por lo que la pesca o el buceo tampoco pueden practicarse.
panoráma

Embarcadero natural de La Joya

fénykép

Era de 'La muerte tenía un precio'

Strand

La Isleta del Moro

La Isleta del Moro es un pequeño núcleo urbano que está prácticamente rodeado por el mar por lo que en casi cualquier punto podemos encontrar una cala donde tomar un baño, la playa más grande se llama Playa del Peñón Blanco. Es una playa de 400 metros de longitud formada por arena fina y una gran calidad de agua para el baño. Recibe el nombre de una roca de color blanco que se sitúa en medio de la arena y que algunos bañistas aprovechan para resguardarse del sol. La playa está situada justo a la entrada del pueblo, llegando por la carretera a mano izquierda encontramos una explanada donde aparcar el vehículo y bajando una pequeña cuesta accedemos a la playa. Aquí tenéis un mapa de de su localización. Al encontrarse junto al pueblo tenemos toda clase de servicios como son restaurantes, alojamientos, bares e información turística. Es recomendable si visitamos esta playa que nos paremos a degustar en alguno de los restaurantes o bares la excelente variedad de pescado fresco que ofrece este pueblo de pescadores. Una cala cercana a la Isleta del Moro es la Cala de los Toros o Cala del Toro. Se llega por la carretera Al-4200 dirección Rodalquilar y a 1,2 kilómetros pasado el desvío de La Isleta hay una explanada donde estacionar el vehículo. Desde allí empieza el camino de 700 metros que debemos hacer andando, al principio suave y cómodo, pero después se estrecha y empieza a ser de pendiente más pronunciada, pasando entre un sorprendente bosquecillo de pinos, palmeras y un pequeño arroyo con cañaverales. La gracia de esta cala está en la zona de poblada vegetación que tiene detrás y que es tan poco habitual en la zona. La playa está plagada de bolos y piedras gruesas y sólo tiene algunas partes de acceso fácil al agua.
fénykép

La Noria de Rodalquilar

Waypoint

Las Hortichuelas

Strand

Las Negras

Hace años Las Negras estaba habitado casi exclusivamente por pescadores, hoy en día el pequeño pueblo comparte esta actividad con el turismo. La mitad de sus, poco más, de trescientos habitantes censados son extranjeros, mayoritariamente alemanes, que han elegido la zona de Las Negras como su residencia, atraídos por la tranquilidad y belleza del paisaje. No obstante si nos acercamos a la playa del pueblo podemos ver las barcas de los pescadores que cada noche siguen faenando en sus aguas, y paseando por sus alrededores aún es posible cruzarse con algún rebaño de ovejas o cabras de algún pastor local, que aún utiliza los pastos de Cabo de Gata. En contraposición a las viviendas tradicionales podemos encontrar hoteles y nuevas construcciones que a pesar de su modernidad no desentonan, ya que entre otras cosas respetan la altura y el color blanco de las viviendas. Las Negras recibe este nombre del monte que está a la izquierda del pueblo, El Cerro Negro, una gran masa de material volcánico de color oscuro, que por efecto de la erosión ha esparcido sobre el mar y las playas del pueblo piedras negras que llenan las orillas de este color. Debido a la cercanía de la Cala San Pedro, que ha acogido desde haces años comunidades hippies, en el pueblo se puede palpar cierto aire de bohemia que se refleja en algunos establecimientos y casas. La playa de Las Negras está situada en el núcleo urbano del mismo nombre. Esta playa es muy característica por la gran cantidad de piedras de color oscuro diseminadas por la arena. La playa tiene una longitud de 850 metros, y a estar en el centro del pueblo consta con toda clase de servicios como, vigilancia costera, restauración, alojamientos, actividades turísticas. La playa es de fácil acceso, podemos aparcar el coche en una explanada del pueblo y el acceso está habilitado para personas con movilidad reducida. Rodeada por cerros a ambos lados, destaca el Cerro Negro, en la parte levante de la playa, que con sus acantilados de piedra oscura son un ejemplo clarísimo del origen volcánico de este parque. La playa como ya dije está llena de bolos y piedras de color negro, por lo que no es la ideal para bañistas que buscan exclusivamente arena fina, pero en compensación nos ofrece un mar cristalino lleno de peces, una verdadera maravilla si queremos practicar snorkel para observarlos. Parte de la playa se comparte con las pequeñas barcas de pescadores de gente del lugar, que durante el día están varadas para el atardecer volver a partir en busca de pesca. Cerca está la Cala de San Pedro, una cala totalmente aislada, sólo se llega a ella por mar o tras 2 horas de camino a través del monte. En esa cala vive una comunidad “hippie ” y no es raro ver llegar en kayaks o barcas los habitantes de esa colonia que llegan a Las Negras en busca de provisiones u otros servicios. Al sur de esta playa está la Cala de el Cuervo. Para llegar a ella debemos tomar el desvío que hay en la carretera antes de entrar al pueblo de Las Negras, dirección a Rambla del Cuervo y el camping. Desde la zona de aparcamiento hay que bajar 100 metros por la rambla para llegar a la playa. En el camino de esta cala, y desde la misma arena de la playa hay unas vistas preciosas del pueblo de Las Negras y del Cerro Negro.
Waypoint

Los Albaricoques

Coordenadas: -2.122271, 36.850437 Descripción: El nombre de la barriada procede de uno de los primeros pobladores, apodado "el albaricoque". A lo largo de la década de los 60 sus habitantes trabajaron en las minas de oro de Rodalquilar y "al monte" con la recogida del esparto. Los Albaricoques ha sido escenario de numerosos "western" y de la famosa trilogía de Sergio Leone. Películas como La muerte tenia un precio o Por un puñado de dólares, con un entonces joven y desconocido Clint Eastwood, Lee Van Cleef... han convertido este pequeño pueblo en un plató natural. Esta época de cine supuso un importante momento para la población de este lugar,ya que todos y cada uno de sus pobladores participaron en este sueño de cine, donde los que eran niños hoy son hombres y mujeres que dan buena fe de aquel momento y recuerdan a los que ya no están en estas emblemáticas películas que conforman un auténtico álbum familiar. Supuso en su época además un empujón económico en esta zona. Una de las personas que ha puesto en el mapa este lugar, es Manuel, del Hostal Alba, que es responsable en gran medida de rescatar este recuerdo y de haber llamado la atención de diferentes administraciones, para darle el valor que merece en la historia de Níjar, que han señalizado los lugares de las escenas más conocidas, por lo que a menudo podemos ver a turistas "representando" en la era de Los Albaricoques "el duelo final" de La muerte tenía un precio o comparando curioso las fotografías de escenas situadas junto al paisaje real, localizando así muchas de sus escenas. En su hostal además hay un restaurante que da un buen repaso a toda la gastronomía de la comarca: gurullos, conejo, jibia, ajo blanco, cordero... Si bien es muy conocido y frecuentado por los habitantes de la comarca, también recibe a numerosos turistas y visitantes siendo una parada gastronómica de menús y tapas y atendiendo además los desayunos de senderistas , turistas de paso y viajeros hospedados en su casa. Manuel también ofrece un lugar en medio del campo, La Minilla, donde los pájaros y los grillos son el único "ruido de fondo": pequeñas casitas rodeadas de tranquilidad en medio de la naturaleza. También llegó hace años de EEUU un veterinario español que decidió vivir Entre Olivos, y al igual que el famoso músico y esquilador de ovejas que escribió Entre Limones, encontró su destino y en la actualidad ofrece en Albaricoques Rural pequeñas viviendas totalmente independientes y dotadas de amplias terrazas, cada una de ellas con su propio encanto, que invitan a la tranquilidad, la calma y el descanso. Se encuentran distribuidas de tal forma que se asemejan a una pequeña villa mediterránea y se han adaptado a los árboles -almendros y olivos-, que ya se encontraban allí antes de que llegaran. El estilo arquitectónico de los alojamientos ha sido inspirado en el arquitecto catalán Josep Lluís Sert, reflejado en su libro¨SERT: Arquitectura Mediterránea". Gonzalo, habitante y alma de Albaricoques Rural, lleva sus olivas cada año a la almazara y cuida de su pequeño huerto ecológico. Como todos los "anfitriones" de esta localidad siempre dispuesto a facilitar información sobre las playas y lugares de interés del Parque Marítimo Terrestre de Cabo de Gata Níjar y la cercana Villa. Han seguido criterios de sostenibilidad y aprovechamiento de recursos naturales mediante el uso de energías alternativas y todo lo que las nuevas tecnologías pueden aportar, así como el reciclaje de un recurso vital y escaso, sobre todo en esta zona geográfica, como es el agua, mediante su depuración y posterior uso para regar los árboles y plantas de la finca. Pero si nos dirigimos hacia el emblemático El Cortijo del Fraile, encontraremos en el antiguo Cortijo de Doña francisca El Cortijo El Campillo, una Casa Rural Ecológica en la que Annika y Martin han vivido con su gran familia desde hace tanto tiempo que no recordamos. Este cortijo de más de cien años de edad conserva su arquitectura tradicional, a la que se han incorporado las comodidades modernas para disfrutar de unas agradables vacaciones en plena naturaleza, incorporando la construcción bioclimática. Un espacio totalmente sostenible que ha recibido el Galardón de Desarrollo Sostenible - GADS 2010, en fase de adhesión a la Carta Europea de Turismo Sostenible. Su filosofía es de participar en la creación de un Futuro Justo para todos, por eso colaboran con diferentes ONGs: Asociación Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, Médicos sin Fronteras, GREENPEACE y UNICEF. Los Albaricoques es algo más que una barriada de Níjar. Sus habitantes nos ofrecen lugares donde comer, dormir, aprender y con ellos siempre tendremos disponible historia, cine, información, son gente que nos hablan del pasado, comparten el presente y avanzan hacia el futuro. Un punto de partida para conocer un entorno increíble, disfrutar de diferentes modos y maneras de la naturaleza y la historia en un lugar geográfico estratégico para situado entre los dos extremos del Parque, Carboneras y San Miguel de Cabo de gata y la Villa de Níjar. Alrededor el Sendero Requena, El Cortijo del Fraile, Las Minas de Oro...
Strand

Los Escullos

En la zona de Los Escullos existen varias zonas de baño, a la entrada de la barriada, junto al hotel y el camping está la Playa del Arco, esta playa es bastante grande, 350 metros de longitud por 40 de anchura, de arena fina y dorada, a su derecha termina en la duna fósil de los Escullos. Pasada la zona de la duna pétrea hay varias calas distribuidas alrededor de la Punta del Esparto conocidas como Calas del Embarcadero, por tratarse de una buena zona para fondear se realizaban aquí embarques de esparto y otros materiales, actualmente estás calas están siendo muy visitadas por los buceadores, puesto que los fondos se combinan entre rocosos y con praderas de Posidonia, con gran cantidad de peces. En coche siguiendo el camino paralelo a la costa llegamos a la Cala de la Piedra Galera, en esta playa escasea la arena prevaleciendo la gravilla, su fondo es muy rocoso. Es una playa de fácil acceso, porque podemos aparcar el coche al lado pero no recomendable para ir con niños pues tanta piedra no les permitirá disfrutar del baño. Si seguimos la carretera encontraremos más calas como Cala Cortada, Cala las Hermanicas y Cala Tomate, pero todas a desnivel de la carretera, conaccesos complicados y largos. Recomendamos visitarlas sólo si estamos en buena forma y como manera de disfrutar de paisajes exclusivos y salvajes.
panoráma

Minas de Rodalquilar

fénykép

Mirador de La Amatista

A pie de la carretera AL-4200 entre las poblaciones de La Isleta del Moro y Rodalquilar encontramos este mirador, construido en el lugar de un antiguo puesto de vigilancia de la Guardia Civil. Desde él podemos contemplar los acantilados, de parte de la sierra de Cabo de Gata, adentrándose en el mar, a vista de pájaro. Y contemplar como el mar se funde con un cielo más azul de lo que estamos acostumbrados. Se pueden observar varias pequeñas calas para el baño, el pueblo de la Isleta del Moro y, en la lejanía destaca el Pico de los Frailes la montaña más alta del parque, con 500 metros de altura. Desde aquí si seguimos por la carretera dirección Rodalquilar tendremos una hermosa vista del Valle de Rodalquilar. Para llegar al mirador de la amatista aquí tenéis un mapa. Valle de Rodalquilar De origen volcánico este curioso valle es un antiguo cráter cuya única salida es el mar, por la playa del El Playazo. Esta antigua caldera volcánica, de unos 8 kilómetros de diámetro, es hoy en día uno de los lugares de mayor atractivo de Cabo de Gata. Situado en el centro del parque no puede sentirse uno más alejado del ajetreo de la sociedad moderna, lejos de autopistas y ciudades. Las laderas y playas de este valle están llenas de historia, desde los fenicios que ocuparon estas tierras, pasando por árabes, piratas, buscadores de oro e incluso estrellas de cine. Hollywood se ha beneficiado de la belleza y de la luz de estas tierras para rodar películas que todos hemos visto como Indiana Jones y la última cruzada, La muerte tenía un precio y un largo etcétera, evocándonos lugares exóticos y lejanos. Este valle forma parte central de la Ruta de los Piratas que va de los Escullos hasta Las Negras, también forma parte de la Ruta de los Volcanes y Las Flores, que empieza en Níjar para terminar en la Casa de los Volcanes, en Rodalquilar, un centro geoturístico que nos explica el valor geológico de Cabo de Gata.
Waypoint

Presillas Bajas

Coordenadas: -2.092316, 36.815056 Descripción: Las Presillas Bajas es un pequeñísimo pueblecito en un entorno espectacular. El paisaje nos ofrece todos los colores y matices típicos del Parque Natural de Cabo de Gata, con una gran riqueza geológica y botánica. En verano, para recrearse la vista hay que aprovechar sobre todo las primeras horas de la mañana y los atardeceres, con unos cielos sorprendentes: nunca olvidaréis los atardeceres rojos, garantizado. El porqué de "mirar" al principio y al final del día se debe a la intensidad de la luz en esta tierra, que hace que en la mitad del día los colores sean planos y apenas se distingan. Durante todo el año la riqueza vegetal, los colores, y los paseos desde el pequeñó pueblo por la espectacular rambla que llega hasta la Majada Redonda, nos dejan la sensación de habitar en un auténtico oasis: palmeras, palmitos, higueras, adelfas, esparragueras, flores, tomillos y todas las aromáticas de la zona a los bordes de la arenosa rambla que conforman un camino espectacular. El monte está lleno de esparto, salvia, meloncillos...ojo con probarlos, no hay nada más amargo en el mundo. Las Presillas Bajas es un lugar totalmente tranquilo, rodeado de paisaje virgen, un destino para el descanso, lejos de las aglomeraciones hasta en pleno verano, sin carretera, sin bares, sin tiendas. Los habitantes de Las Presillas son gente tranquila que se dedican a sus cosas: fotógrafos, cineastas y escritores conviven con gente de aquí y de allá . Es un balcón sobre la bahía natural que conforman La Isleta y Los Escullos y punto de partida para unos paseos y rutas de senderismo espectaculares, a menos de dos kilómetros de la Playa del Arco y la Playa del Embarcadero.
Waypoint

Rambla del Cuervo

Waypoint

Rodalquilar

Rodalquilar se encuentra ubicado en el corazón del Parque Natural, en el centro de un valle que lleva su mismo nombre, rodeado por colinas que en primavera están teñidas de verde y en verano, mucho más secas, convierten al pueblo de Rodalquilar en un oasis de árboles, plantas y flores. Es ideal para relajarse y disfrutar de la tranquilidad y sosiego de sus calles, donde las construcciones antiguas y las más nuevas, de arquitectura moderna, se confunden en un único estilo arquitectónico de plantas bajas y paredes blancas. Rodalquilar fue un antiguo centro minero, en la antigüedad se extraía alumbre de sus montañas, ya en el siglo XIX y XX la explotación se concentró en sus minas de oro, hoy día las minas ya no son explotadas debido al alto coste de obtención del mineral. En la entrada del pueblo aún se conservan las antiguas casas de los mineros, hoy día abandonadas, sobre las cuales existe un futuro proyecto de rehabilitación. El Jardín Botánico el Albardinal en Rodalquilar es una visita imprescindible para sentirse en un auténtico oasis, con 9 hectáreas de extensión alberga numerosos ecosistemas vegetales, tanto de especies autóctonas, como de cactus, palmeras y plantas más tropicales. También se puede visitar el museo del minero y las antiguas minas. Cerca del pueblo, a un kilometro aproximadamente, se encuentra la playa de El Playazo, un lujo para los bañistas. Camino a la playa podemos ver La Torre de los Alumbres, una antigua torre defensiva construida en el siglo XVI, es la construcción más antigua del parque, y que servía para proteger la mina del pueblo de los ataques de piratas. Durante la Edad Media en el pueblo de Rodalquilar se explotaban las minas de Alumbre un mineral que se utilizaba para la fijación de los colores en los tejidos y de alto valor económico en la antigüedad. Los piratas berberiscosaprovechaban el transporte del mineral hacia la playa para robarlo, por ese motivo se construyó la torre en el camino de la playa, para almacenar y proteger el mineral. A unos 5 kilómetros de Rodalquilar está el Cortijo del Fraile, que aunque su estado es de abandono, es la mejor representación de gran cortijo o cortijo señorial de esta zona. Este enclave también recibe muchas visitas de gente que se siente atraída por el aura de misterio que tiene este lugar, debido a los trágicos hechos que Federico García Lorca inmortalizó en su obra Bodas de Sangre.
Vár

Torre de Alumbres

La Torre de los Alumbres, una antigua torre defensiva construida en el siglo XVI, es la construcción más antigua del Parque Natural del Cabo de Gata, y que servía para proteger la mina del pueblo de los ataques de piratas. Durante la Edad Media en el pueblo de Rodalquilar se explotaban las minas de Alumbre un mineral que se utilizaba para la fijación de los colores en los tejidos y de alto valor económico en la antigüedad. Los piratas berberiscos aprovechaban el transporte del mineral hacia la playa para robarlo, por ese motivo se construyó la torre en el camino de la playa, para almacenar y proteger el mineral.

5 hozzászólás

  • Fénykép Laura Pérez

    Laura Pérez 2014.01.03.

    El entorno natural que recorre esta ruta es de una belleza sin igual.

  • Fénykép Biciponiente

    Biciponiente 2014.01.10.

    I have followed this trail  View more

    Es una de las rutas mas bonitas y especial que he hecho. La recomiendo a todo el mundo.

  • Fénykép luca.fu

    luca.fu 2014.04.27.

    I have followed this trail  View more

    He realizado la ruta pero por falta de tiempo he llegado solamente hasta Rodalquilar sin llegar a las Negras y sinceramente me alegro porqué la parte de ida y vuela a las Negras es toda sobre asfalto y sin grande interes.
    En cambio desde los Escullos hasta Rodalquilar es una verdadera pasada!!! Paisajes FANTASTICOS

  • Fénykép Loma Linda y Bicimoraleda Experience

    Loma Linda y Bicimoraleda Experience 2014.04.27.

    Hola luca la vuelta desde rodalquilar no es la misma que la ida. A la vuelta no se pasa por Las Negras. Te has perdido un camino precioso que pasa por el barranco que muere en la Cala del Cuervo: la Rambla del Cuervo. La próxima si puedes lo intentas. Un saludo.

  • Fénykép luca.fu

    luca.fu 2014.04.27.

    Es que yo hice la ruta revés ! Así que la parte más bonita la vi y es preciosa. La parte de carretera es un poco aburrida como todas. Un Saludo y muchas por compartir la ruta!

You can or this trail