-
-
869 m
492 m
0
9,2
18
36,62 km

Megtekintve 2781 alkalommal, letöltve 81 alkalommal

közel La Garapacha, Murcia (España)

Sierra de la Pila (Caramucel)

El humo ha ennegrecido la bóveda. Fuegos que pudieron calentar, en las frías noches de invierno, a la partida de Jaime el Barbudo. Antigua guarida del bandolero que hace doscientos años se convirtió en el más famoso del Levante. Cuentan las leyendas que los habitantes de la zona le protegían por repartir parte de sus botines entre los más pobres. Llego a héroe cuando sus objetivos fueron las tropas napoleónicas, lo que no impidió su ejecución en la plaza de Santo Domingo, en Murcia y que fuera troceado, frito y repartido por el territorio de sus fechorías.

Estamos en la cueva de la Excomunión, en uno de los pliegues de la sierra de la Pila. Macizo montañoso de formas abruptas y escarpadas, dividida en dos partes por el Barranco del Mulo, la oriental con las cumbres más elevadas (La Pila 1.264 metros y Los Cenajos con 1.200); la occidental, más amplia con el Caramucel que se eleva hasta 1.023 metros. Alrededor de este último; parte integrante del Chorquesado, nos ha acompañado el absoluto señor de estas tierras, Luis Miguel Chorques.

La Garapacha; nuestro centro de operaciones. Casi a maitines; nos reunimos, de un lado Luis Chorques y sus dos escuderos, Dámaso y Toni, del otro Jesús, Ángel y yo mismo. Comenzamos nuestra singladura por el barranco del Hondo dirigiéndonos hacia el Peñasco de Sanjoy, lugar de asentamiento de gentes contraculturales, chovas petirrojas y apriscos trashumantes. No sin antes atravesar el “famoso túnel del Chorques” que comunica el barranco del Hondo con el de Cerverosa.

Continuamos por la Solana del Caramucel hasta el collado de las Yeguas. Atravesamos los barrancos del Sordo y el Buitre, antes de llegar al alberge de Pico Pelado, donde Luis nos ha consentido un pequeño refrigerio mientras nos explicaba los paisajes que contemplábamos a nuestro alrededor.

Descendemos hasta el llano de las Ovejas por el camino del Boquerón, para ascender por un roto camino al que Luis llama de la Fe. Según él, con ella se sube. Yo he puesto toda la que tenía y no lo he conseguido. Pero antes hemos visitado la cueva de la Excomunión, traspasando las líneas del tiempo hasta finales del XVIII, época de las correrías de Jaime Alfonso El Barbudo.

Lugares solitarios, de madroño y enebro, de sabina y lentisco, de antiguas cortijadas deshabitadas de origen musulmán. Tierras de pino carrasco, de LIC y Zepas, donde enseñorean el águila real, el halcón peregrino, o el búho real. Habitad de los escurridizos tejones que conviven con garduñas, ginetas y gatos monteses, dormidero de musarañas y lirones caretos.

Subimos hasta el mojón de los Cuatro Caras, abortando nuestra intención de subir a los pozos de la nieve, industria de los siglos XVII y XVIII hoy en desuso, y bajar por el camino que usaban los arrieros para llevar el hielo hasta las ciudades. Pero es un poco tarde, el tiempo apremia y aun nos queda la oreja del Peseta. Nos emplazamos para otro día, para que Luis nos muestre la zona oriental de la Pila y descender ese antiguo camino como modernos arrieros de la nieve.

Mariano Vicente, febrero de 2013.

Ruta sin demasiadas dificultades, tanto por duración como en el apartado técnico, que nos acerca a uno de los entornos más apasionantes y bellos de la Región de Murcia.

View more external

1 comment

  • Fénykép luis_ct

    luis_ct 2014.11.17.

    I have followed this trail  View more

    todo ok, solo hubo dos momentos en lo que el movil se volvio un poco loco, pero pude hacer todo el recorrido sin problemas. La cueva esa, impresionante

You can or this trail