-
-
682 m
362 m
0
20
41
81,96 km

Megtekintve 738 alkalommal, letöltve 12 alkalommal

közel Lanaja, Aragón (España)

Bandido cucaracha 80 kms 900 mtrs en Lanaja con Leandro Torres, nuestra primera carrera.
Una experiencia genial.
Dura, 81,6 kms. 960 metros acumulados en mi Garmin, (en el Strava de Leo 82,9 kms 1231 metros).
Empezábamos a la 08:52 am a mas de 30 grados. Muy "tocho" por los nervios de la recogida de dorsales y la primera vez, llegamos a la salida corriendo y con el cardio muy alto. Para intentar soltar, apreté en las primeras subidas tras haber tragado todo el polvo del camino y eso mermó mis fuerzas temporalmente en el kilómetro 25.
Apenas una brisa de aire en todo el recorrido (80kms). Pistas con arena suelta, mucho polvo al principio (aproximadamente 250 bicis a fuego), piedra suelta.
Muchas trialeras técnicas con algunos tramos en ocasiones muy agresivos y emocionantes (que nos encantan) repartidas a lo largo del recorrido, aunque las últimas ya se hicieron duras, pero bajo mi punto de vista adecuadas.
Una ruta digna de repetir, realmente muy dura y muy disfrutada!!
Nuestro tiempo de pedaleo fue de 04:02:07. Hasta 04:27:44 del total invertido en el recorrido (unos 25 minutos), fue la diferencia de parar en los avituallamientos, algún corte que nos ocasionaron otros competidores en las trialeras agotados por la dureza de ésta, por tener que reparar un pinchazo y una válvula (cosas que pasan cuando vas en bici jeje) y porque un beso de ánimo de tu familia es algo a lo que no se le puede decir NO.
Realmente una experiencia que merece la pena y aunque nos hubiera gustado acercarnos mas a las 03:30:00, para ser nuestra primera carrera en unas condiciones tan duras, pienso podemos estar contentos.

Quiero agradecer a mi compañero Leo todo el apoyo y ánimo que me brindó entre los kilómetros 25 y 35, ya que hizo que convirtiera mi "bajón de ánimo" en un "chute de posibilidad y energía", la vida es dificil y a veces te lo recuerda cuando menos te lo esperas o cuando vas soltando energía y tu mente está mas débil. Pero a partir de ahí, volvimos a pedalear duro, ya que a lo anterior se uniéron los besos y palabras de ánimo que nuestras familias nos brindaros al pasar por el Km 45 (fin de la ruta corta y algo mas del meridiano de la nuestra).
Y como no, a 1,5 kilómetros de la meta, compartida la emoción con mi amigo Leo, limpié el polvo de mis ojos con el poco líquido que pudiera quedar en mi cuerpo, para dedicar cada pedalada que había entregado al GRANDE QUE PERDÍ hace unos meses y a la GRAN LUCHADORA que cada día tengo a mi lado y que nada le hace poner la rodilla en el suelo.
Así que fué, una ruta cargada de emociones, lucha y disfrute. Una ruta para repetir y no dejar en el recuerdo.

Hozzászólások

    You can or this trail