jrdom
190 81 0

Idõ  3 óra 58 perc

Koordináták 1692

Uploaded 2013. december 1.

Recorded szeptember 2010

-
-
1 179 m
389 m
0
7,0
14
27,92 km

Megtekintve 292 alkalommal, letöltve 1 alkalommal

közel La Costa, Catalunya (España)

Este fin de semana realmente ha sido productivo desde el punto de vista bicicletil. Salida el viernes y el domingo, voy a tener que ir haciéndome socio de Legalitas.
En principio lo teníamos todo organizado para quedar con Marcel a las 9:15 y hacer una ruta de ascensión desde Mosqueroles. Suena el despertador a las 7:45 y preparo todos los artilugios para la ruta, levanto a Pau y nos vestimos para la ocasión. Son las 8:30, estamos a punto de salir y empiezan a caer las primeras gotas. Avisamos a Marcel y decidimos que cada uno haga lo que pueda.
Observamos que la cosa parece que no irá a más y salimos. No llevamos más de trescientos metros y empieza a caer agua con intensidad, así que decidimos volver y dejarlo para otro día. Nuestro gozo en un pozo.
Pasados 40 minutos la cosa parece que mejora y se empieza a ver un poco de cielo azul. Pau ya se ha cambiado de calle y decido iniciar la ruta que teníamos pensada en solitario. Salgo de Fontmartina dirección hacia la Costa del Montseny por pista interior que no está demasiado húmeda. Llego a la pista que comunica la Costa con el camping de Riera de Ciuret y la tomo hacia la izquierda.
Llego al final de la bajada y tomo una pista secundaria a mano derecha que me llevará hasta la carretera por Can Barraca. Una pista fantástica por en medio del bosque que se va abriendo y cerrando en la que con mejores condiciones físicas puedes bajarla bastante deprisa. Ya en la carretera me dirijo a Mosqueroles y la Masía Mariona que es el centro de información del Parc Natural del Montseny.
A partir de ese momento comienza la subida. En las primeras rampas te atascas un poco porque vienes de una bajada larga y las piernas están un poco agarrotadas. Unos cuantos metros más allá de la Masía enlazas con una pista principal con menos desnivel y empiezo a coger un ritmo creo que aceptable.
Voy ascendiendo y desde que he salido de Fontmartina solamente me he cruzado con una persona haciendo footing. Llego a la carretera asfaltada que lleva al camping Riera de Ciuret. Continuo subiendo por la carretera hasta el desvío bien indicado del GR5 que lleva hasta el Turó de l’Home. El sendero sigue subiendo hasta llegar a unos campos de cultivo en el que nos podemos tomar un descanso de pedaleo; me cruzo con una boletaire con el cesto vacío (aunque falta poco para llenarlo) y oigo a lo lejos unos ladridos. Más adelante un cartel que me indica que me acerco a Can Grau.
Efectivamente es un Mas con varios perros bastante agresivos y que gracias para mí están atados a unas cadenas que hacen un chasquido cada vez que se abalanzan sobre mí. Paso todo lo más rápido posible (en serio hay que tener cuidado si estos perros andaran sueltos). Continúo por el GR5 y llego a la carretera de Santa Fe. Subo por ella hasta llegar al desvío de Can Gensana.
A partir de ese momento es una pista principal forestal sin asfaltar sin demasiada pendiente pero sin posibilidad de descansar, así que cojo un ritmo “cómodo” y tira para arriba. Las vistas son espectaculares y debido al agua de esta mañana la bicicleta se engancha un poco más de lo deseado a la pista haciendo un poco más dura la ascensión si cabe. A la altura del Llac de Viada unos bikers almorzando que tienen pinta de bajar no de subir, lo supongo porque los oigo reir; me dan ánimos y me dicen que ya queda poco.
Al fondo muy al fondo veo una curva que me resulta familiar y me digo, es verdad, ya queda poco, así que hago un último esfuerzo y aumento el ritmo, tomo la curva y veo el enlace con la carretera al final. La rampa se me atraganta pero llego con cierta dignidad arriba. Unas vacas están pastando y ni perciben mi presencia. Me pongo la chaqueta e inicio la bajada con mucha precaución porque el piso está bastante húmedo y no quiero nuevos percances. Al final llego a Fontmartina a las 12:50 y han sido casi tres horas de ruta. Una ruta que merece la pena repetir (siempre que en Can Grau aten a los perros).

Hozzászólások

    You can or this trail