-
-
177 m
1 m
0
6,5
13
25,86 km

Megtekintve 45 alkalommal, letöltve 3 alkalommal

közel Portugalete, País Vasco (España)

7 de marzo de 2018 y 28 de junio de 2019



Distancia: 25,86 km.

Desnivel+ 481 m.

Desnivel- 530 m.

Tiempo de marcha: 6 h. 30 m.

Velocidad media con paradas: 3,9 km./h.

Valoración: 7,5

Señalización: Muy bien

Muy amable el personal del albergue Bide Ona de Portugalete, hemos coincidido con dos peregrinos catalanes de avanzada edad pero buenos andarines, y con Maika la última alemana solitaria.
Ha salido un día soleado para caminar, desde el albergue salimos a una avenida principal que a la vez nos lleva a un carril bici que seguimos durante ocho o nueve kilómetros. Dejamos Gallarta a la izquierda y salimos del carril bici para cruzar la autopista, descendemos a las casas de Kardeo y por un nuevo carril que va sobre un gaseoducto llegamos a La Arena.
Cruzamos el arenal por una pasarela colocada al efecto y que lleva hasta el puente sobre el río Ibaia y a las primeras casas de Pobeña.
Dejamos a la izquierda la ermita del Perpetuo Socorro, cuando vamos a coger el camino que sube a la sierra vemos un cartel que nos indica que sigamos la carretera por desprendimientos, pero no hacemos caso, la gente del pueblo nos indica que no hay problema, y es verdad, tratan de cubrirse las espaldas por si pasa algo, pero el camino en este momento se encuentra en perfecto estado.
Subimos un montón de escaleras hasta coger el camino que era un antiguo tren minero que bordea el acantilado con magníficas vistas del mar y de las olas rompiendo.
Paramos para comer y disfrutar de las vistas, al arrancar, entablamos conversación con Txomin, un paisano amigo de los caminos que nos acompaña un par de kilómetros, y que me habla del Camino Olvidado, ha hecho un estudio sobre el recorrido, tendremos que echar un vistazo.
Pasamos la zona de recreo del Cobaron y enseguida llegamos al límite de comunidad, abandonamos Euskadi y entramos en Cantabria, foto de rigor para celebrarlo.
Pasamos un túnel y enseguida abandonamos el camino del tren o la Vía Verde del Piquillo, para girar al sur, cruzar la autopista y bajar a Otón, primer pueblo de Cantabria.
En Otón puedes hacer el recorrido corto, directamente a Castro Urdiales o el largo que baja al sur y va más al interior, nosotros optamos por el primero. Ascendemos hasta la iglesia donde hacemos un descanso para continuar por la carretera siempre en ascenso, pasamos bajo la autovía y llegamos a una gasolinera y volvemos a cruzar la la autovía, esta vez por un puente superior.
Continuamos ascendiendo hasta un alto y comenzamos a descender y volver a pasar bajo la autovía hasta las casas de Saltacaballo. Seguimos descendiendo por la carretera hasta una curva donde tomamos un camino a la derecha con no muy buena señalización. El camino nos lleva hasta la playa de Dicio donde encontramos un chiringuito donde hacemos una parada y tomar un refresco. Volvemos a subir un poco por un sendero entre sol y sombra, dejamos una buena urbanización a la izquierda hasta que comenzamos a ver Castro Urdiales.
Descendemos y cruzamos rectos un camino en zig zag, cruzamos el río Brazomar y entramos en la playa del mismo nombre y seguimos por ella hasta el paseo maritimo de Castro Urdiales la colonia romana de Flaviobriga fundada por Vespasiano.
La ciudad está en fiesta y hay varios chiringuitos de tapas donde paramos a tomar unas cervezas y unos pintxos antes de llegar a nuestro alojamiento.


Alojamiento Pensión Catamarán 5,5

Cena: Restaurante Alfredo 8

Desayuno Bar Catamarán 7

View more external

Hozzászólások

    You can or this trail