AlfredoFel

Idõ  egy óra 41 perc

Koordináták 665

Uploaded 2017. július 9.

Recorded július 2017

-
-
253 m
117 m
0
1,0
2,0
3,9 km

Megtekintve 330 alkalommal, letöltve 4 alkalommal

közel Alcántara, Extremadura (España)

Situada en la margen izquierda del río Tajo, próxima a la confluencia con el río Alagón, Alcántara se emplaza estratégicamente como enclave fronterizo que condicionó su evolución histórica. Los primeros asentamientos humanos debieron producirse en el Paleolítico localizándose en las terrazas de los ríos citados, actualmente anegadas por los embalses del Tajo. Sin embargo, es a partir de la transición Neolítico/Calcolítico, con la aparición del fenómenos Megalítico, cuando la población se hizo más estable, como lo demuestran el menhir y el medio centenar de dólmenes, con ajuares muy ricos donde se han encontrado ídolos, vasos campaniformes y cuencos cerámicos. Los grabados rupestres hallados en las fincas Esparragosillo y Campos de Agua debieron coincidir probablemente con los últimos sepulcros megalíticos de la zona siendo éstos ya del Bronce Medio y Final, época en la que aparecen los primeros asentamientos vinculados al control de las rutas de comunicación.

Es la Edad del Hierro, con sus poblados fortificados, posiblemente lusitanos, la mejor documentada. A esta etapa corresponde la "Deditiio" o "Tabula Alcantarensis", fechada en el 104 a.C., aparecida en el castro de Villavieja, en el Castillejo de la Orden. Su hallazgo confirma que la zona estaba ya romanizada en el siglo II a.C. Pero es a partir de la construcción del puente, cuando el poblamiento romano aparece perfectamente representado con las villae.

La etapa visigoda es la menos investigada, pero parece lógico suponer que el poblamiento visigodo sea una continuación del romano. Este asentamiento al que llamaron Ovila u Oliva se encontraría, según algunos autores, en las inmediaciones del puente. De los restos materiales aparecidos en esta época destacan un capitel granítico y dos pilastras de mármol blanco decoradas con motivos vegetales y geométricos.

La invasión musulmana acentúa el carácter fronterizo de la zona, convirtiendo el puente romano en un paso estratégico que es necesario defender. El geógrafo árabe Ibn Hawqal cita por primera vez Alcántara a mediados del siglo X reinando Abderraman III, por lo que podemos deducir que en esta época el primer recinto amurallado ya estaría construido.

Con el avance de la reconquista, Alcántara se recupera definitivamente en 1213 por el rey Alfonso IX. Este monarca cedió su protección a la Orden de Calatrava; la distancia entre sus dominios imposibilitó la defensa de los nuevos territorios, que serán traspasados a la Orden de San Julián del Pereiro. En 1218 se trasladan a Alcántara creándose la poderosa Orden Militar. Su ubicación en la localidad, así como la intensa actividad política, incrementó su importancia y la hizo protagonista de numerosos conflictos durante la Edad Media. A finales del siglo XV, la Reina Isabel y la Infanta Beatriz de Portugal redactan en Alcántara los pormenores del futuro Tratado de Alcacovas, donde renuncian a las pretensiones que tenían sobre sus respectivos territorios.

Con los Reyes Católicos se produce la incorporación de la Orden Militar a la Corona, si bien los territorios vinculados a ella conservarían su carácter jurisdiccional. Los gastos originados por las sucesivas contiendas bélicas de los monarcas españoles propiciaron la enajenación de numerosas encomiendas con sus rentas y jurisdicciones que pasarán a manos de la alta nobleza.

Este estamento asentado en Alcántara entre los siglos XIII - XIV, y que dio origen a las grandes familias de Cáceres, entre ellas: Barrantes, Perero, Oviedo, Roco -Campofrío, Topete, Barco..., propició durante los siglos XVI y XVII la construcción de edificios civiles y religiosos, para los cuales se contrató a los más afamados arquitectos extremeños de la época: Bartolomé de Pelayos, Pedro de Ibarra, Juan Bravo, Juan de Escandón, etc.

En 1703 durante la guerra de Sucesión, Felipe V declara desde Alcántara la guerra a Portugal, volviendo a cobrar protagonismo la Villa como enclave estratégico.

antes de la guerra de la independencia y con motivo de la invasión de Portugal, el ejército Napoleónico estableció bajo el mando de los generales Junot y laborde su cuartel general en el Convento de San Benito. Estallada la guerra, los archivos del monasterio fueron saqueados y su patrimonio dilapidado.

Las desamortizaciones del siglo XIX trastocaron la estructura social y económica del municipio, y provocaron la definitiva ruina de gran parte del patrimonio.

Durante el siglo XX la Guerra civil, y la construcción de la Presa de José María de Oriol, y la emigración son tres referentes que marcaron la posterior evolución y la estructura socioeconómica de la población.

En este riquísimo enclave histórico, planteamos una sencilla ruta, apta para todos los públicos donde podemos impregnarnos y percibir tanto de esa riqueza histórica del entorno, como del tesoro natural y etnográfico que encierran estas tierras. Una ruta entre las muchas que podemos realizar en la patria de San Pedro de Alcántara. A disfrutarla.

Datos de ruta:

Distancia recorrida: 3,9 km
Ruta circular
Altitud máxima 253 m
Altitud mínima 117 m
Desnivel positivo 138 m
Desnivel negativo 138 m
Antiguamente denominada Plaza de Isabel II y Plaza de la Constitución, la Plaza de España fue, desde el siglo XVI, centro de la vida religiosa, administrativa y comercial de la villa de Alcántara.
Fuente. Calle Laures
Durante siglos, Alcántara contó con dos Parroquias, la distribución de los feligreses era atípica: quien entrara a la Villa por el Puente pertenecería a la Encarnación Antigua y quien lo hiciera por las otras puertas, a Santa María de Almócovar. La Iglesia de la Encarnación Antigua popularmente conocida como "Las Monjas" debe este nombre al convento anexo a ella, habitado por las Monjas Comendadoras o caballeras, rama femenina de la Orden de Alcántara, que al igual que los Freyres debían probar pureza de sangre y nobleza. Su ubicación dentro de la primitiva fortaleza la hizo ser conocida durante siglos como Santa María de dentro de la Villa. Según las Definiciones de la Orde, el Párroco de esta iglesioa era elegido tras un complejo proceso de selección llevada a cabo por el Prior, el Consejo de Órdenes y el Rey, que era quien fionalmente elegía y otorgaba el nombramiento. La construcción del templo es de mampostería de pizarra con elementos graníticos de trazas góticas y añadidos de épocas posteriores. Destaca la bóveda de crucería nervada distinguiéndose en su clave central el escudo de los Reyes Católicos. además se pueden apreciar los escudos de los Apontes, Roco Campofrío... Las dependencias conventuales son de factura más sencilla, y estaban organizadas en torno a un claustro central. En el refectorio se pueden apreciar todavía restos de pinturas murales. En la actualidad, su lamentable estado de conservación no permite apreciar su belleza original.
Puente Romano
Fraxinus angustifolia, el Fresno de hojas estrechas,1 fresno de hoja estrecha o fresno del Sur, es un árbol de la familia de las oleáceas. Árbol caducifolio que puede alcanzar los 18 m de altura, con la copa amplia y el tronco de corteza grisácea y rugosa. Hojas opuestas, imparipinnadas, con 7-9 folíolos de forma ovado-lanceolada, con la base entera y finamente dentados en la mitad superior. Limbo verde claro en el haz, glabro, con pubescencia en los nervios del envés. Pecíolos con pelillos. Las yemas son de color marrón claro, característica importante para diferenciar a esta especie del Fraxinus excelsior, que posee las yemas de color negro. Flores apareciendo al principio de la primavera después de haberse despojado sus hojas generalmente al comenzar el invierno o con posterioridad. Son dioicos, y se disponen en densas panículas terminales y axilares. Florece en febrero-abril. Fruto en sámara linear-lanceolada, truncada oblicuamente. Los frutos se encuentran donde empieza la ramita del último año. Corteza. En la antigua Roma, según cuenta Columela, las hojas servían como alimento para al ganado ovino y caprino.
Mirador. Olivar de Plata y Oro.
Río Tajo
Leguminosa

Hozzászólások

    You can or this trail