Pikers

Moving time  2 óra 38 perc

Idõ  5 óra 47 perc

Koordináták 2663

Uploaded 2019. november 25.

Recorded november 2019

-
-
808 m
526 m
0
3,8
7,6
15,16 km

Megtekintve 331 alkalommal, letöltve 5 alkalommal

közel Benalauría, Andalucía (España)

Nos acercamos al Valle del Genal para disfrutar del espectacular Bosque de Cobre.
Partimos de Benadalid siguiendo el sendero PR-236 que nos conduce hasta Benalauria.
Tras contemplar varias de sus fuentes nos encaminamos hacia el castillo- cementerio y descendemos por el carril lateral derecho que pronto nos lleva a la parte baja del pueblo ofreciendonos las primeras panorámicas de su entramado morisco y del valle del Genal.
Ascendemos por una pista terriza entre quejigos, cerezos, limoneros y zumaques pasando por un monolito culminado con la Cruz del Humilladero.
Llegamos a La Fuentecilla y continuamos avanzando acompañados de alcornoques y encinas que progresivamente se entremezclan con los madroños, los membrillos y los dorados castaños.Especial mención merece el Castaño Mataquince de gran porte y un curioso hueco en el que cabe una persona adulta.
Hemos de estar atentos a las distintas intersecciones para no perder el itinerario pero en general no presenta dificultades de orientación.
A lo lejos se atisban Farajan y Atajate hasta que, tras pasar por una cancela, los dejamos atrás y vislumbramos Benalauria.
Los árboles desnudos de corcho se hacen cada vez más presentes hasta que llegamos al hermoso arroyo Veguelas. Tras cruzarlo, ascendemos por la idilica cuesta del Quemaillo entre olivos y arboles frutales y por fin llegamos a Benalauria.
Recorremos el pueblo desde calle Moraleda deteniendonos en su mirador y tomamos calle Calvario que desemboca en la plaza de Las Viñas. Subimos al mirador de Moros y Cristianos atravesando el arco de La Parra. Caminamos por calle La Fuente para ver distintas perspectivas del paisaje y luego retrocedemos y nos dirigimos por calle Las Parras hacia El Torreón declarado de interés singular de Málaga.Junto a él se encuentra una pequeña hornacina con la Virgen del Rosario, patrona del pueblo,que cuenta con sus estaciones de penitencia en el recorrido.
Regresamos por calle Calvario para iniciar la vuelta, pasamos por el lavadero recientemente restaurado y tomamos el Camino de Los Arroyos. Avanzamos en continuo ascenso hasta llegar al carril del Frontón que cruzamos para seguir por El Camino de Las Laeras que nos devuelve a Benadalid.
Maravillosa y completísima ruta para disfrutar del otoño en todo su esplendor.
parkoló

Inicio

De orígenes celtas y espíritu árabe, Benadalid es uno de los pueblos blancos del valle del Genal. Este municipio de tan solo 260 habitantes es una excelente muestra de las costumbres, la tradición y la arquitectura popular adaptada al terreno montañoso de la comarca Serranía de Ronda. Adentrarse en la historia romana, musulmana y celta de la provincia, descubrir un singular castillo reconvertido en cementerio o disfrutar de la riqueza natural de la Serranía de Ronda son sólo algunos de los motivos por los que visitar Benadalid. La iglesia parroquial de San Isidoro es uno de los edificios más destacados de Benadalid. Lo encontrarás fácilmente junto al Ayuntamiento, en la plaza Bení Al Jalí. Data de 1505 y fue reformado en el siglo XVIII. Del templo original se conserva el arco toral de la cabecera y una puerta mudéjar hoy cegada. El reloj de la torre-campanario fue donado en 1954 por el Consistorio. A las afueras del pueblo, podrás visitar uno de los edificios más singulares de la comarca, el Castillo de Benadalid. Si es de origen romano o árabe (siglos XIII y XVI) es aún discutido por los expertos, pero lo que resulta realmente curioso de esta fortaleza es su uso. Actualmente, alberga el cementerio del municipio y durante cada mes de agosto se convierte, además, en el escenario de la Fiesta de Moros y Cristianos. Junto al Castillo-Cementerio se encuentra la Cruz del Humilladero, un monumento de 1776 que conmemora la rendición árabe tras la conquista de Ronda por los Reyes Católicos. Durante la dictadura franquista, este monumento fue renombrado como Cruz de los Caídos. Otra visita destacable en Benadalid es El Alambique, una antigua destilería en la que actualmente se ubica el Museo de Artes y Costumbres Populares. En él se encontrarás utensilios y herramientas que se utilizaban en los viejos oficios y en las labores tradicionales del campo. Además, cuenta con un bar-restaurante que ofrece una carta de platos típicos de la comarca. Por último, otro de los rincones con más encanto de Benadalid, es el Museo del Agua. Este centro de interpretación de la historia se sitúa en un antiguo lavadero al que los vecinos llaman el "viejo pilancón", y se abastecía de la Fuente Romana que encontrarás a su derecha.
kút

Fuente de la Ermita

Vár

Castillo- cementerio

El Castillo de Benadalid se encuentra situado a día de hoy, y debido a la expansión del pueblo de Benadalid, dentro del casco urbano. De origen árabe, fue construido en el siglo XVII y se conserva en buen estado. Dispone de torres en tres de sus cuatro esquinas y una aljibe en su interior que nunca se seca. Existe en la fachada del castillo una cruz que se construyó en el año 1776. El Castillo de Benadalid se utiliza como cementerio. En sus inmediaciones tienen lugar sus tradicionales fiestas de Moros y Cristianos que se celebran la última semana de Agosto. En el año 711, Benadalid es conquistado por el jefe beréber Zayde ibn Kesadi. Se refuerza la casa fortaleza existente, afincándose una población con el nombre de Beni al-Jali, que según Dozy, esta voz proviene de la tribu berberisca del mismo nombre. El profesor Acién Almansa sostiene que el topónimo vendría de Bina al Dalid, el caserío de adalid. En el siglo VIII toma parte activa en las insurrecciones y revueltas de la serranía beréber, interviniendo en el advenimiento del emir Abderramán I. Formó parte de los reinos de Sevilla y Málaga, soportó el peso de los meriníes y pasó al reino de Granada por el tratado firmado en 1286. Durante los siglos XII al XV queda vinculado a las alternancias de dominio granadino y africano. En el último tercio del siglo XV es conquistado por los Reyes Católicos. Según el profesor Sierra Cózar, por Real Cédula dada el 3 de abril de 1494, se conceden las villas de Benadalid y Benalauría, con capitalidad en Benadalid, en calidad de señorío al conde de Feria, Gómez Suárez de Figueroa. Esta concesión se complementa con otra cédula, de igual fecha, facultando al conde para «labrar e faser y hedificar una fortaleça». Como ya existía un castillo nazarí no necesitó grandes gastos. Después de diferentes avatares de la población de Benadalid, el ayuntamiento en 1821 toma posesión del castillo para la construcción de un cementerio.
kút

Fuente de La Carrera

panoráma

Panorámica

panoráma

Panorámica

Sacred architecture

Cruz del Humilladero

Cruz del Humilladero  Su construcción data del año 1776, según reza en la inscripción que tiene en su parte superior. Está construida de grandes bloques de piedra caliza y, según la tradición local, en ella intervinieron de forma muy activa dos hermanos de origen portugués que habían venido para trabajar en la ampliación de la iglesia con las dos naves laterales. Estos hermanos que eran considerados buenos artesanos eran, sobre todo, excelentes canteros. Aquí se establecieron, se casaron y son el origen de la mayoría de apellidos "Fernández" existentes en el pueblo. Durante la dictadura franquista, el Humilladero pasó a llamarse Cruz de los caídos, por lo que bastante gente joven sólo lo conoce por este nombre.
kút

La Fuentecilla

fénykép

Panorámica

Intersection

Seguimos al frente

fa

Castaño Mataquince

Intersection

Hacia la derecha

Intersection

Tras la cancela, a la derecha

fénykép

Panorámica Benalauria

Intersection

Hacia la izquierda

fénykép

Paseo entre alcornoques

panoráma

Benalauria

Intersection

Continuamos hacia la izquierda

Folyó

Cruzamos el arroyo VegÜelas

fénykép

Sendero de los Quemaillos

fénykép

Llegamos a Benalauria

panoráma

Mirador

La historia de este pueblo se remonta a la invasión musulmana pues no existen datos, ni restos que avalen la existencia de algún asentamiento en la época antigua. Sabemos que la presencia romana se fundamenta en este valle a través de la vía Genal-Turón, que desde Gibraltar alcanzaba hasta el interior de las planicies rondeñas, vía que fue señalada por Gozalbes Cravioto, que identifica la ciudad de Vesci con un asentamiento del Cerro de la Laguna, en el vecino Algatocín, mientras que Ramón Corzo la identifica con Gaucín. Por otra parte, quizá el origen del castillo de Benadalid sea el asentamiento de una turris romana. Con estos datos, podemos afirmar que los únicos restos preislámicos del municipio son los que responden al denominado “columbario” del Cortijo del Moro, en el Valle del Guadiaro, que el vulgo identificó desde siempre con un “tesoro de los moros”, pero no existen, por el momento, otras noticias de asentamientos prerromanos o romanos. Así pues, es a principios del siglo VIII, cuando las tribus beréberes (Hawwara, Maggila, Saddina, Nafza) se asientan en este valle, jalonando las laderas con una serie de qurà o aldeas que llevan el nombre de sus linajes. Uno de estos, los Banu-l-Hawria, dieron nombre a este pueblo (MARTÍNEZ ENAMORADO, 1999). Estos pobladores se establecen a media ladera, hecho común a toda la montaña mediterránea, con una arboricultura de vertiente laboriosa y variada, y con bancales de regadío bajo los manantiales, formando lo que denomina Miquel Barceló una línea de rigidez, bajo la que se establecen los riegos por gravedad sin poder ser ser acrecentada, por encima de la cual apenas existen cultivos, y sí la silvicultura y el pastoreo. Tras la conquista cristiana, en 1485, los moros permanecen en calidad de mudéjares bajo la jurisdicción señorial de los condes de Feria, hecho que no trastoca el agroecosistema. La revuelta de 1501 afectó sobremanera Sierra Bermeja y tuvo su reflejo en esta población, que bajó de 45 a 28 vecinos (LADERO QUESADA, 1993), aunque la mayoría permaneció en su lugar, ahora como moriscos. La expulsión definitiva de éstos se realiza tras las revueltas de 1570, que alcanzaron gran virulencia en esta parte de la Sierra, y que aquí se tradujo en la práctica desaparición de la antigua población, repoblándose ahora Benalauría con gentes del Valle del Guadalquivir y Sierra Morena. Junto con Benadalid, siguió estando sujeta a jurisdicción señorial, con las casas de Alcalá y, finalmente, de Medinaceli. PergaminoEn el siglo XVIII los efectivos humanos crecen desde 383 a 885 en 1787 (RODRÍGUEZ MARTÍNEZ, 1977), gracias a las favorables condiciones económicas del momento, que propician la extensión del cereal y de la arboricultura, especialmente del viñedo y, más tarde del olivar: es el momento de la construcción de las almazaras de sangre e hidráulicas que aún existen. Es también la época en que se reconstruye la iglesia y se realizan las obras de la Plaza, del Ayuntamiento, Pósito de Labradores y otros edificios, cuyo bello conjunto dieciochesco aún se puede admirar, y que sirvieron de modelo a otras casas de parecida organización que aún conservan la fachada. Durante el siglo XIX, el crecimiento de la población prosigue, con altibajos, (es preciso hacer mención aquí de la especial dureza del conflicto con Francia, que tuvo en estas serranías momentos dramáticos, con los ataques de los guerrilleros y las consiguientes represalias francesas) hasta superar el milenio de efectivos. La caída de la vid a causa de la filoxera y la competencia de otras zonas no tuvo aquí las dramáticas consecuencias que se observan en otras poblaciones, primero porque nunca ocupó una extensión relevante, segundo por la rápida sustitución por otros árboles de secano. Ya en el siglo XX, asistimos al canto de cisne de la ocupación de esta porción de la montaña de Málaga (GÓMEZ MORENO, 1989), con la máxima extensión del cereal y olivar, y los nuevos cultivos de cítricos, propiciados por la política autárquica del régimen franquista, y como consecuencia del aislamiento y las dificultades de aprovisionamiento para una población que seguía creciendo. Desde finales de los 50, la crisis de la montaña se ceba duramente con las poblaciones de valle, con la concatenación de una serie de factores: Aparición de la peste africana que arruina la cabaña porcina. Caída de precios agrícolas como consecuencia de modernización de las estructuras agrarias: las zonas de montaña no pueden competir con la moderna agricultura comercial. Descapitalización del campesino a causa de esta caída y de la pequeñez generalizada de las propiedades. Incapacidad de suplir la maquinaria con una mano de obra cada vez más cara, con el señuelo de los altos salarios de la vecina Costa del Sol. Fin de las actividades del monte (carbón, cal, leña...), y como corolario, ruina de los arrieros y de gran parte de las actividades complementarias de los jornaleros y pequeños propietarios. Todo lo anterior nos lleva a la emigración, al desarraigo, al envejecimiento de la población, en suma, a la desarticulación de la vida campesina: Benalauría tenía en 1950, 1239 habitantes, por sólo 521 en 1996. En la actualidad, la política agraria de la UE pretende la salvaguarda de la montaña manteniendo población rural. Se potencia el desarrollo sostenible apartir de los propios recursos, con inversiones de capital que generen expectativas entre las cohortes más jóvenes, que podrán beneficiarse del desarrollo del ecoturismo, de la potenciación de las artesanías, las pequeñas agroindustrias y obradores, la agricultura ecológica a tiempo parcial, en suma, de la puesta en marcha de una nueva política que huya del subsidio y la limosna y sea capaz de sacar del abandono y el atraso estructural a estas pequeñas comunidades. En este sentido, Benalauría es un pueblo pionero, pues en su término municipal hay instaladas ya hasta nueve cooperativas de artesanía de la madera, la cerámica, la forja, construcción, alimentarias flor y exorno, así como otras derivadas de la hostelería, que han frenado en seco el proceso migratorio. La población se ha estabilizado, al menos en las cohortes más jóvenes, y en el horizonte aparece un camino alternativo al desarraigo. Para ello es preciso perseverar en estas tendencias, a la par que seguir aspirando a que el territorio y el paisaje, apenas tocados por el actual modelo desarrollista, sirvan de reserva y traspaís a la gran aglomeración costera.
fénykép

Calle Calvario hasta Plaza de las Viñas

fénykép

Subida al Mirador de Moros y Cristianos

fénykép

Vistas al Valle desde calle la Fuente

fénykép

Nos asomamos a calle la Fuente

Este punto puedes obviarlo, fue un paseo exploratorio para contemplar las vistas. Puedes dirigirte directamente aql Torreón por calle Las parras.
fénykép

Subida al Torreón

Információ

Panel y panorámica

fénykép

Colmena

fénykép

Estación de penitencia 3

fénykép

Estación de penitencia 4

Sacred architecture

Virgen del Rosario

Vár

El Torreón

 Algunas hipótesis apuntan a que “el origen del Torreón de Benalauría está estrechamente relacionado con la antigua calzada romana que unía Carteia (San Roque) con Acinipo y Arunda (Ronda). Quizá esta torre adquiriera su mayor notoriedad en el periodo de dominio andalusí. Reconquistada Algeciras y toda la franja del Campo de Gibraltar en 1344 por las tropas de Alfonso XI, la Serranía de Ronda se convierte en el reducto más occidental del Reino Nazarí de Granada. Al igual que el Torreón de Benalauría, otras torres conectadas visualmente y situadas en el camino de Gibraltar a Ronda pudieron jugar un papel fundamental como vigías ante las constantes incursiones cristianas. Dicha circunstancia obligaría a una presencia continuada de centinelas y al acopio permanente de leña con la que poder hacer fuego para emitir señales de humo”.
panoráma

Vistas desde el Torreón

Intersection

Sendero a la derecha

Intersection

Hacia la izquierda

fénykép

Camino de Los Arroyos

Vamos de regreso
Folyó

Cruzamos arroyo

Intersection

A la izquierda

fa

Olivo

Információ

Piedra

fénykép

Camino de Las Laeras

Cuzamos el carril del Frontón y continuamos por el Camino de Las Laeras. Puedes tambíen regresar por carretera para observar las vistas desde el mirador que hay a la entrada del pueblo. La distancia es la misma.
fénykép

De vuelta a Benadalid

Hozzászólások

    You can or this trail