Letöltés
msalvatierra

Hossza

8,7 km

Szintemelkedés

538 m

Nehézségi szint

Mérsékelt

lefelé

538 m

Max elevation

1 898 m

Trailrank

57

Min elevation

1 425 m

Trail type

Loop

Koordináták

816

Uploaded

2021. január 8.

Recorded

január 2021
Be the first to clap
Share
-
-
1 898 m
1 425 m
8,7 km

Megtekintve 221 alkalommal, letöltve 7 alkalommal

közel Pradollano, Andalucía (España)

Fusiono aquí mis dos rutas por la Dehesa de San Jerónimo, que en 2012 había colgado en mi blog, El camino sigue y sigue, pero añadiendo la subida al Maguillo, que ha hecho fortuna recientemente en Wikiloc. Mi acceso al Maguillo es diferente, evitando alguna complicación por espinos y piornos, y bajando desde allí directamente al Barranco de Manuel Casas a la altura a la que llega el carril de la Dehesa, que nos baja al Vado de Diéchar. También replanteo el comienzo de forma que tanto el Prado del Conde como unos vistosos tajos sobre el Monachil formen parte del recorrido.

El inicio es el punto del carril de Diéchar en el que arranca un camino en desuso que nos lleva al Prado del Conde. Hay que advertir de que, en la entrada del carril de Diechar, un cartel avisa que solo se permiten vehículos autorizados, por lo que un guarda estricto estaría en su derecho de sancionarnos. La alternativa, si no queremos arriesgarnos, sería llegar al wp “Cruce Arroyo del Saltillo” desde el carril del Cortijo de la Dehesa, tomando frente a la entrada del cortijo el mismo que vamos a seguir, pero desde su extremo contrario. También es posible empezar a caminar desde la bifurcación donde están las cancelas del carril de Diéchar y las Adoratrices, lo que añadiría 3,4 km a la ruta. Lamentablemente, Wikiloc no permite, de momento, añadir líneas alternativas fuera de la ruta principal. En cambio, encontrarás diversas alternativas trazadas en Google Maps, en un enlace que puedes encontrar en la entrada del blog (accesible desde aquí en “Ver más”). Aquí, simplifico la descripción y coloco en los wp y en sus fotos indicaciones que pueden ser útiles.

Abandonamos el caminillo por un coladero que nos permite cruzar el Barranco del Saltillo (wp), y ascendemos luego la lomilla que domina el Prado del Conde, mágico lugar, amplio prado en pendiente dominado por una sauceda (de salix atrocinerea mayormente) que arranca desde una solitaria encina en su parte superior, hacia la que nos dirigiremos (wp “Encina guía”). Desde allí nos guiamos por dos encinas en el borde del prado (wp “Entrada a vereda de los Tajos” ¡ver fotos!), desde las que una senda huidiza nos lleva al pinar que atravesaremos para llegar a los tajos sobre el Monachil.

Precioso balcón sobre el Río, los que yo llamo por su forma “Tajos de la Nariz” (wp “Tajos”) son un potente bloque de mármoles cipolínicos tallados por el río y los milenios. En su borde, un cartel que resiste tumbado desde hace más de 20 años nos informa de que allí mismo comienza el Parque Nacional. Para seguir, retrocedemos unos metros y abordamos la divisoria, a la izquierda, para enseguida abandonarla por la derecha e ingresar en una pradera en la que se marca una débil trocha. Prácticamente a cota, nos lleva al Barranco de los Prados del Aire. Antes del mismo cruzamos una exigua vaguada (wp), evitando subir hacia la izquierda. A la derecha, por la lomilla que le sigue, descenderemos unos metros hasta encontrar el terreno más despejado que nos permite llegar a una masa de roca de poca inclinación, por la que bajamos al cauce (wp “Cruce Barranco Prados del Aire”. Las fotos y su texto ayudan en este punto, uno de los delicados de la ruta. Si erramos el sitio correcto todo se hace más complicado).

Después de cruzar salimos del barranco por una trocha de ganado bien pisada, pasamos por la derecha de un notable cortado de tonos rojizos y vamos ascendiendo luego por una ladera despejada, que nos dejará sin penalidad en la senda de la solana (wp), donde retomamos la ruta habitual. Tras algunos subeybajas llegamos al río, donde, frente al Barranco de la Genara, cruzaremos por unas piedras si el caudal es escaso, o vadeando a pie desnudo -unos metros más abajo- si las piedras están mojadas (wp “Cruce del Monachil”).

Por la lomilla a la izquierda del Barranco de la Genara discurre una sendita que nos llevará a la preciosa majada que la corona. En el extremo superior derecho de la misma, una abertura entre robles nos introduce en la umbría (wp “Majada. Entrada a vereda umbría”). Cruzamos el Barranco de la Genara (wp) y luego un claro con corrales a la sombra de unos cortados. Salimos del mismo -sin pretender agotarlo por la derecha- por la senda más ancha, que asciende hacia un grupo de robles que crecen entre peñas (wp “Alternativa 1”). Aquí se puede ya iniciar la subida al Maguillo (no está reflejado en el track, sí en Google Maps): si en lugar de franquear las peñas giramos a la izquierda, manteniéndonos en esta cara de la loma, podremos subir en zig-zag hasta unos bien visibles bloques de piedra, superados los cuales, hacia la derecha, nos tropezaremos con un hermoso prado sin arbolado -aunque salpicado de majuelos-, por el que iremos subiendo, manteniéndonos cerca de su borde derecho. Al prado principal siguen unos cuantos claros herbosos de fácil transcurso, hasta avistar los últimos robles que destacan en la divisoria de la loma. En el track viene reflejada la que he llamado “Alternativa 2”, que consiste en esencia en llegar al mismo punto con un rodeo de menor pendiente: continuaríamos desde wp “Alternativa 1” por la senda de la umbría, pasando un primer barranquito para, justo antes de cruzar el segundo, abandonar la senda por la izquierda en brusco giro y en ascenso (wp “Alternativa 2”); salimos enseguida a un claro por el que ganamos altura suavemente, esquivando algún que otro piorno, cruzamos de nuevo el primer barranquito -aquí vaguada húmeda de poca profundidad- y luego, derivando ligeramente a la derecha, llegamos a los claros herbosos de la anterior alternativa (wp “Conexión alternativas”).

Ahora viene el punto más truculento de la jornada. Acertando el paso es relativamente cómodo, pero el extravío nos penaliza (las fotos ayudarán bastante). Se trata de abordar la loma tras los claros, no por los robles más altos, sino por un grupo más numeroso, a la derecha de aquéllos. Bajo su sombra la trocha no encuentra más que hojas secas, sin apenas arbustos. Cuando los dejamos atrás, subiendo ligeramente a la izquierda, enfrentamos un piornal aclarado por donde se circula razonablemente bien. Al frente, un nuevo grupo de robles -el más alto que vemos desde aquí- será nuestra referencia, pues hay que pasar justo por su parte superior. El problema es que una densa masa de espinos y agracejos se cruza en nuestro camino, mientras por encima comienza un piornal más denso, de ingrato transcurso (wp “Punto delicado”). La cosa está clara: hay que dirigirse al punto de contacto entre agracejos y piornos. Allí, aunque parezca que un piorno bloquea el paso, la trocha de las vacas circula por su base: hay que empujarlo delicadamente para comprobar que no era tan fiero y que la trocha existe. Tras ello, un poco de zig-zag para superar otro par de espinos y estaremos abrazados al roble más elevado. A continuación ascendemos hacia la izquierda por un nuevo piornal, pero recorrido por nuestra trocha. En cuanto coronamos el repechillo accedemos a un reborde herboso (wp), por encima del cual una zona bastante despejada, con unos derruidos corrales a mano izquierda, nos permite llegar sin más interrupciones a la vereda de Pradollano a la Cortijuela, por la que completaremos el acceso a las ruinas del Maguillo.

El Maguillo se sitúa al borde de una cañada henchida de agua, que es mejor superar por su extremo superior para evitar empantanarnos. El vallecito que aquí comienza es una delicia, donde la encharcada y verde vaguada central, poblada de juncáceas, los cercanos robles, los majuelos, agracejos y rosales aportan un cromatismo inolvidable, cambiante en mil matices con el transcurso de las estaciones. Para continuar desde aquí, descartaremos la continuación de la vereda “oficial”, que se encamina por detrás de los corrales hacia el Barranco del Maguillo, para seguir al agua en su recorrido hacia el Barranco de Manuel Casas. Descenderemos por el borde izquierdo del encharcamiento hasta encontrar, donde pica hacia abajo y los espinos quieren bloquearlo, una trocha que orilla el piornal de ese lado (wp “Trocha al robledal”), y desciende hacia un prado inferior con el telón de fondo del robledal que aquí recomienza. Por la izquierda de los robles caracoleamos para buscar el paso más despejado (wp “Vaguada encharcada”), paralelos al agua, de la que solo nos alejaremos lo necesario para no embarrarnos o rodear algún macizo de arbustos. Con esta guía llegamos a una preciosa plazoleta entre robles donde el agua se remansa en charquitos. Bajo los robles del fondo, por la izquierda, nos asomamos a una zona de más pendiente, donde nos alejaremos un poco de la vaguada, aquí bastante espesa, para circular entre árboles sobre un suelo alfombrado de hojas caidas. Enseguida, desde un repunte de la ladera, daremos vista al arroyo de Manuel Casas, del que solo nos separará una nueva cuestecilla, por la que derivaremos un poco a la izquierda para atravesar del mejor modo una nueva orla de piornos no demasiado espesa. Junto a los postes de una casi desaparecida cerca, nos llegaremos al arroyo donde un pequeño paso entre dos rocas próximas nos permite el cruce con facilidad (wp “Cruce Manuel Casas”). Del otro lado, la trocha asciende a un breve prado con una cerca en el lateral, tras el cual encontramos el sendero Sulayr que baja de las alturas, y hacia la derecha comienza en unos metros el carril de la Dehesa (wp).

Bastaría con descenderlo sin más indicaciones hasta llegar al río, pero resulta más agradecido el atajo por los prados que se divisan desde la curva de 90º que hace tras el primer tramo casi recto (wp “Inicio atajo del carril”). Por los prados caminaremos hasta una conspicua encina que destaca en su centro. Unos metros más abajo, encontramos una era protegida por un murete en forma de media luna. Desde aquí buscamos el borde derecho de los prados, pegados a los robles, por donde continuamos el descenso hasta que termina el claro, momento en el que nos internamos con decisión en el robledal, a nuestra derecha, por donde una suave vaguada poblada sólo de hojas caídas nos devuelve al carril (wp), justo antes de una pronunciada curva a izquierdas sobre el Barranco de Manuel Casas. Ahora sí, carril abajo hasta el río, tras cruzar el Barranco de la Mojonera (y trochando si nos apetece la penúltima revuelta, por donde indica el track). Cruzado el río, el carril asciende a la derecha hasta desembocar en el de Diéchar, que seguiremos de nuevo hacia la derecha. Quedan tres curvas cerradas y 1,3 km para ganar la altura del vehículo, aunque la segunda -la que enfrenta el Cortijo de Diéchar- puede trocharse por donde indica el track si queremos ahorrar camino. Y habremos disfrutado de un compendio de algunos de los mejores rincones de la incomparable Dehesa de San Jerónimo.

Califico la ruta de moderada, no por larga o dura, sino por transcurrir en buena parte por sendas tenues o sin ellas, con los momentos delicados del cruce del Barranco de los Prados del Aire y el paso hacia el Maguillo. La vegetación crece, y piornos y espinos no son una excepción, así que lo que es exacto un año pudiera no serlo al siguiente, pero el sentido común y el trabajo del ganado siempre proporcionarán una alternativa viable. Que lo disfrutéis.

View more external

Waypoint

Inicio de Dehesa San Jeronimo con Maguillo

sábado 21 de noviembre de 2020 11:08 CET
Elevación: 1530 m
Waypoint

Cruce Arroyo del Saltillo

Abandonamos el carril por un coladero hacia el arroyo del Saltillo
Waypoint

Encina guía

En mitad del prado, por encima de la sauceda. Pasarla por arriba
Waypoint

Entrada a vereda de los tajos

La senda se interna en el pinar
Waypoint

Tajos

Para continuar, descartar vereda del borde y subir unos metros por la ladera
Waypoint

Vaguada

Al cruzarla, descender unos metros por la loma
Waypoint

Cruce Barranco Prados del Aire

Completamos el rodeo de la lomilla hacia la izquierda, y por losa de piedra al cauce. Tras el cruce, tomar trocha hacia arriba, derecha.
Waypoint

Conexión con vereda de la solana

Conexión con vereda de la solana
Waypoint

Cruce del Monachil

Llegando al río, subimos unos metros. Con poco cauce, buscar rocas propicias para cruzar en seco. Si es mucho, vadeamos frente al Barranco de la Genara. Por la loma de la izquierda del barranco hay senda.
Waypoint

Majada. Entrada a vereda umbría

Llegando a la majada, verde prado despejado, buscamos su extremo superior derecho. Por abertura entre robles sigue la senda de la umbría.
Waypoint

Cruce Barranco de la Genara

Hay varias trochas. Más cómoda la inferior.
Waypoint

Alternativa 1

Girar a la izquierda y completar subida entre robles
Waypoint

Alternativa 2

Seguimos vereda de la umbría, pasamos un primer barranquito, y justo antes del segundo, abandonamos vereda de la umbría, girando a izquierda por trocha
Waypoint

Conexión alternativas

Tras el prado de la Alternativa 1, seguimos a derecha unos claros herbosos, a donde llegamos igualmente por la Alternativa 2.
Waypoint

Punto delicado

Evitar el piornal y buscar acceso a grupo de robles
Waypoint

Reborde herboso

Cerca de las rocas, subir escalón a la izquierda, entre dos piornos
Waypoint

Conexión con vereda Cortijuela-Pradollano

Conexión con vereda Cortijuela-Pradollano
Waypoint

Ruinas del Maguillo

Tras el primer prado divisamos las ruinas. Seguimos algo a la izquierda por lo más despejado.
Waypoint

Trocha al robledal

Descendemos borde izquierdo del encharcamiento, hasta trocha
Waypoint

Vaguada encharcada

Por el borde izquierdo, sin enfangarnos en ella si va muy húmeda, pero sin perderla de vista.
Waypoint

Cruce Manuel Casas

Cruce Manuel Casas
Waypoint

Carril de la Dehesa

Llegados a los postes del Sulayr, tomamos a derecha y en unos metros comienza el carril, bajo el robledal.
Waypoint

Atajo del carril

Salimos por la derecha buscando los prados. Encina, era, y luego por el borde derecho hasta que acaba el claro y entramos a la derecha en el robledal.
Waypoint

Vuelta al carril

Vuelta al carril
Waypoint

Vado de Diéchar

Vado de Diéchar

Hozzászólások

    You can or this trail