Moving time  4 óra 18 perc

Idõ  6 óra 47 perc

Koordináták 1902

Uploaded 2020. július 14.

Recorded július 2020

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
2 346 m
1 521 m
0
2,6
5,2
10,46 km

Megtekintve 941 alkalommal, letöltve 47 alkalommal

közel Eriste, Aragón (España)

Primer día de rutas de alta montaña, en el macizo de Posets, aunque hemos previsto evitar las cimas e intentar recortar las subidas; son varios años sin colocarnos a los pies de los tres miles y han pasado muchas cosas desde entonces, ninguna de ellas buena para intentar meternos en palabras mayores.
Así nos acercamos a Eriste, para subir con el autobús que nos llevará al parking de la Cascada de la Espigantosa. En principio la idea es subir hasta el refugio Ángel Orús y luego descender por el sendero que pasa por el Puente de Tramarrius para llegar a Eriste. Estando en el refugio, otros montañeros nos informan de que ese sendero tiene un largo trozo inundado por el agua (ha llovido bastante en los días pasados, y volverá a hacerlo en este mismo día), por lo que decidimos cambiar el recorrido, para prolongar la subida hacia les Gorges de Llardaneta y la Cabaña de Llardana, al pie de los Forcaos, y regresar a Eriste desde la Espigantosa en el autobús. Habíamos contemplado la posibilidad de hacer la primera parte de la subida por el sendero de Clot de Chill, pero nos habían advertido de que podría no estar en buenas condiciones y las personas a las que preguntamos en el autobús no disponían de información adecuada.
A la entrada de Eriste, desde Benasque, encontraremos a la derecha la salida del camino asfaltado que sube hacia la cascada de la Espigantosa; en verano no es posible acceder a ella en vehículos particulares, por lo que es obligado coger el autobús si no se quiere hacer la subida andando. Un poco más adelante, ahora a la izquierda de la carretera, encontraremos una campa acondicionada como parking con suelo de tierra, que es donde se puede dejar aparcado el coche y se coge el autobús. El conductor cobra los billetes, lo que enlentece el proceso, y el autobús es realmente un microbús, por lo que en ciertas épocas la demanda puede superar la oferta y generar esperas prolongadas. Bajar andando no es tremendo, pero la subida es bastante dura si luego se quiere seguir subiendo; no obstante, si desea hacer la subida o bajada andando, nuestra recomendación sería que utilice el sendero que sube por la izquierda de la Aigüeta de Eriste desde la Central Hidroeléctrica, y pasa por el Puente de Tramarrius antes de llegar a la Espigantosa.
La primera parte de la subida en autobús, hasta alcanzar la Boca Dos, que podemos considerar la entrada en la Colada de la Vall, se hace por un camino asfaltado/hormigonado, haciendo continuos zigzags que permiten ganar rápidamente altura. Algo más adelante el camino deja de estar asfaltado al entrar en el Barranco de la Vall, y pasaremos por el Mirador de Eriste y el Puente de Tramarrius antes de llegar al final de la pista en el aparcamiento de la Espigantosa.
Salir del autobús y encontrarte frente a la magnífica Cascada de la Espigantosa es una excelente manera de iniciar un bonito día montañero. Muy bonito sí, descansado no, a pesar de que los datos no parezcan muy llamativos. Es el primer día de contacto con la alta montaña y la ambición excesiva ha causado aquí muchos más problemas que la moderación y el juicio ponderado de capacidades.
Dejamos la cascada para encontrar la salida por la derecha, bien señalizada, del sendero que sube por el barranco de Clot de Chill, pero hemos decidido continuar por el sendero principal, que sigue por el Barranco del Paso del Oso, al lado del río Eriste, o rio de los Ibones aquí. Este primer tramo de subida es moderadamente agresivo y muy bonito, por las muchas cascadas y el bosque que se encuentra en el trayecto, tanto a la derecha, donde está Comalaqueba, como a la izquierda, donde tras la Tuca de Espigantosa transitamos bajo la Tuca de Roca Foradada. La pendiente se suaviza después, el río se hace cada vez más próximo y las praderas cargadas de maravillosos lirios crean el digno contrapeso cercano a las espectaculares vistas de las grandes montañas que se divisan en lontananza. Un lugar maravilloso, y tal vez la mejor parte se encuentra al llegar a un nuevo sendero que sale por la derecha hacia Comalaqueba y el Clot de Chill; aquí hay un puente y algunos pequeños remansos entre las aguas torrenciales cuya espuma tiñe de níveo blanco el lecho rocoso del barranco de los ibones. ¡Fantástica visión, aunque la metáfora sea tan manida!.
Pero hay que seguir y poco más adelante comienza un tramo de subida más agresiva; su nombre para los iniciados lo dice todo: la Revientamachos. Ese nombre no tiene nada que ver con la etología española, es debido a que hasta no hace mucho las provisiones para el refugio se subían a lomos de caballerías (mulos); el peso a transportar y la exigencia de la ruta hicieron el resto para crear un nombre de leyenda. Al salir de la Revientamachos ya estamos a poca distancia del Refugio que asoma por la ladera de Es Sillerets.
Cuando llegamos están desinfectando el refugio (en Aragón, al menos en estas fechas, la gente se toma muy en serio la normativa de prevención del Covid-19), así que decidimos continuar hacia arriba sin pararnos. Esta es una parte de la ruta que siempre me ha parecido complicada. La mayor parte del camino se hace sobre la piedra y no siempre es fácil encontrar el camino correcto, siendo frecuente desviarte y acabar en lugares que te obligan a volver atrás o rectificar direcciones. Normalmente el sendero pasa muy cerca del borde del barranco, pero en varios puntos sale por la roca y ahí se pierde con facilidad. He subido varias veces aquí, y siempre he tenido dificultades para orientarme si no llevaba GPS; recuerdo que hace muchos años, ya oscureciendo y con los frontales puestos, tuvimos que esperar a que pasasen otros montañeros que venían detrás para, siguiendo su luz, recuperar la senda correcta, así que prefiero no volver a pasar la experiencia.
No es ese el problema hoy, llevamos varios GPS, hay luz de sobra, y pasamos sin otros problemas que los causados por el caos de piedra hasta llegar al pie del Forcau Bajo, donde sale por la derecha el sendero que nos llevaría a la Cabaña de Llardana y el ibón de Eriste. Por detrás de los Forcaus y el Espadas asoman nubes negras y se oyen algunos truenos. Esa es la señal de marcha atrás. Deshacemos el camino con bastante rapidez y volvemos al Refugio, donde paramos para comer y beber algo, antes de seguir hacia abajo por el mismo camino de subida, hasta llegar al aparcamiento de Espigantosa. Empiezan a caer algunas gotas aisladas, pero pronto llega el autobús y tenemos la suerte de que hay plazas libres (teníamos previsto volver andando al principio por lo que solo habíamos sacado billete de ida), así que volvemos cómoda y rápidamente hasta Eriste mientras llovizna.
En conjunto, una tradicional ruta de alta montaña, con excelentes vistas del macizo del Posets y la aigüeta de Eriste. De longitud media y desnivel elevado, es una ruta exigente, fácil para gente entrenada y con experiencia, y complicada para las personas sin ese plus. No es una ruta para hacer solo o con compañeros sin experiencia. En cambio es magnífica para incorporarse, con entrenamiento previo, a un grupo con experiencia, y mejor aún guiado por un experto. En Benasque puede encontrar montones de posibilidades en empresas de turismo-aventura que le permitirán disfrutar sin riesgo, sacando el máximo partido del Parque Posets-Madaletea.
Aquí el tiempo cambia muy rápido, y hay que estar preparado para todo. Aún en distancias cortas se puede tardar mucho tiempo, y comida y bebida suficientes son indispensables. Buen calzado de diseño adecuado es muy importante; piolet y crampones (si va a atravesar neveros) y bastones (de ayuda en muchos sitios y un estorbo en algunos) deben valorarse. Y recuerde que ahí arriba el sol quema mucho más y la protección es inexistente si no la lleva Ud puesta. ¡Ah!. Y no olvide que el mayor triunfo es volver sano, llegar arriba es menos importante aunque a algunos no se lo parezca.
Waypoint

Inicio de la ruta en la Espigantosa, tras subir en el autobús desde Eriste.

Waypoint

Espigantosa

Híd

Inicio de la ascensión hasta Riberes.

Waypoint

Subiendo por el Barranco del Paso del Oso, hacia Riberes.

Waypoint

Senda de subida.

Waypoint

Lirios y agua

Waypoint

Riberes

Waypoint

Salida del sendero a Clot de Chill y Comalequeba

Waypoint

Mirador

Waypoint

Waypoint

Waypoint

Lirios. Subida a Ángel Orús

Waypoint

Revientamachos

Waypoint

Vistas

Waypoint

Refugio Ángel Orús

Waypoint

Salida del Refugio

Waypoint

Caos de piedra hacia Llardana

Waypoint

Salida sendero a Estós

Waypoint

Subiendo hacia los Forcaos

Waypoint

Vistas de la ruta.

5 hozzászólás

  • Fénykép manuelruizapatero

    manuelruizapatero 2020.07.17.

    I have followed this trail  View more

    Excelente ruta pirenaica.

  • Ricardo Jose 2020.07.19.

    I have followed this trail  View more

    Espectacular ruta

  • César Argilés 2020.07.21.

    I have followed this trail  View more

    La última parte, ascendente, se hace un poco mas exigente, pero hasta el Angel de Orús y desde allí, las vistas hacen disfrutar pues la abundancia de aguas este año es espectacular

  • luis.perecruz 2020.08.01.

    I have followed this trail  View more

    Gran ruta pirenaica

  • javeadeverano 2020.08.02.

    I have followed this trail  View more

    Siempre impresiona

You can or this trail